LA ENTREVISTA

Ing. Jaime Gutiérrez Núñez

Presidente de la Cámara Minera de México

¿Cuáles considera que han sido los mayores avances de la Cámara Minera de México, desde su fundación en 1906?

Siendo la Cámara empresarial más antigua en el país, la evolución de esta agrupación ha sido por etapas y, evidentemente, en cada una de ellas, se ha consolidado su importancia en el sector. La Cámara Minera de México ha sido testigo y ha participado en los diferentes cambios que ha vivido el país, hablo del movimiento posrevolucionario, el periodo de Lázaro Cárdenas, la nacionalización de esta industria, cuando las compañías extranjeras se tuvieron que nacionalizar o tener capital mexicano mayoritario, por mencionar los retos más relevantes. 

Hoy en día, puedo afirmar que el sector minero atraviesa por una etapa de retos no menores, ya que, no obstante la importancia que reviste a esta industria, tanto en lo social como en lo económico (somos el  5° generador de divisas en el país), persisten condiciones que limitan su potencial y dinamismo, de ahí la importancia de mantener un diálogo constante con las autoridades, que permita crear las condiciones y política pública que impulse el pleno desarrollo de la minería en un ambiente de certidumbre. 

En un foro financiero reciente, el Secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O., mencionaba que todavía nos faltan varios años para alcanzar los niveles de desarrollo económico que teníamos antes de la pandemia, y debo decir que en este sector -a contracorriente del resto de la economía – en lugar de contraernos, aumentó el número de empleos generados en los últimos dos años, se mantuvieron los salarios competitivos y aumentaron nuestras aportaciones fiscales; y no obstante lo anterior, perduran algunos retos, como el freno a las concesiones para el sector,  un ambiente de incertidumbre jurídica, que se ha visto reflejado en inversiones limitadas para la exploración, entre otros aspectos que han afectado a la industria minera mexicana en general.

Sin embargo, nos queda muy claro que hoy más que nunca tenemos que trabajar en conjunto con las autoridades para que, con información real, sobre todo con las mismas bases de datos,  podamos dar a conocer cuál es la realidad de la industria minera y el papel esencial que juega para impulsar la recuperación económica tan necesaria para  este país, tal y como lo hemos hecho desde hace cientos de años.

Cuando menciona que en el sector existe un problema de comunicación o de informar, pareciera que no es algo nuevo, ¿cuál es la diferencia ahora? 

Si bien es cierto que el tema de difundir o dar a conocer la relevancia de la minería no es nuevo, el problema se ha agudizado en los últimos 2 o 3 años, al grado de afectar el crecimiento de esta industria. Por supuesto que en años anteriores tuvimos que enfrentarnos a dificultades por la falta de información en cuanto a las buenas prácticas ambientales que ya desarrollaba la minería, no se daban a conocer las múltiples acciones en responsabilidad social que impulsaban no sólo empleos, sino la oportunidad de una vida digna y de calidad en regiones alejadas, aunado al endurecimiento de políticas que frenaron el crecimiento del sector con una mayor carga fiscal,  etc., todos ellos absolutamente entendibles; sin embargo, se dialogaba con las autoridades, e impulsando estas buenas prácticas, al final se lograban acuerdos en beneficio del sector y del país. 

La minería, como todas las industrias, ha evolucionado e implementado nuevas tecnologías convirtiéndose en un sector moderno, más responsable, seguro y encaminado hacia la sustentabilidad. Hoy en día podemos afirmar que las empresas afiliadas a la CAMIMEX trabajamos bajo estricta vigilancia del cumplimiento de la normatividad vigente y el entorno ESG (Medioambiente, Social y Gobernanza por sus siglas en inglés), una concepto que permite implantar, auditar y certificar un sistema de gestión ética y socialmente responsable, esto quiere decir que las operaciones mineras se realizan de manera respetuosa, cuidando siempre el impacto ambiental y la relación con las comunidades en las que tiene presencia, invierte en un gran número de programas sociales que benefician a los pobladores de las regiones mineras, fomenta la inclusión y la transparencia de las acciones que lleva a cabo para cumplir con su compromiso con la sociedad y el cuidado del medio ambiente.

Algo que nos enorgullece en el sector es el tema de la inclusión y la equidad en el sector, ya que el número de mujeres que trabaja en esta industria se ha incrementado, alcanzando la cifra de 60 mil trabajadoras mineras en diversas posiciones, operativas, de supervisión, gerenciales y directivas – en la Camimex tenemos hoy una directora general. Además, para reforzar e impulsar lo anterior, la Cámara ha creado un nuevo Comité de Inclusión y Diversidad, encabezado por una destacada integrante del sector minero y hemos ratificado el Convenio que tenemos con WIM México. 

La resiliencia y adaptación son inherentes a esta industria y hoy puedo decir que trabajamos bajo los más altos estándares internacionales. La visión de responsabilidad de las empresas no es sólo hacia los accionistas sino también hacia las comunidades y el bienestar de los trabajadores.

¿Cómo ha sido el diálogo con las diversas autoridades en la materia para avanzar en los temas que preocupan al sector minero?

La Camimex reconoce que es esencial continuar trabajando conjuntamente con las autoridades. Hemos mantenido una buena relación y tenemos hoy una mesa de trabajo permanente con las autoridades de nuestro sector para atender diversas temáticas como trámites, en materia fiscal, ambiental y social. En este sentido, se está buscando llevar a cabo una reunión en la que estén presentes los gobernadores de los cinco estados mineros más importantes del país, para proponer un plan de trabajo que permita impulsar las políticas públicas que incentiven al sector minero responsable, a la inversión, propicien la exploración y doten de certidumbre a los mercados. Se buscaría que esta reunión la encabece la propia titular de la Secretaría de Economía, y presentar un plan de trabajo al Presidente de la República. Hasta ahora, se ha logrado dialogar ya con Chihuahua, Sonora y Durango; próximamente lo haremos con Zacatecas y hay muchas probabilidades de hacerlo también con Guerrero.

¿Qué están haciendo hoy en día las diferentes empresas mineras para mitigar o paliar de alguna forma las decisiones del Gobierno Federal  en cuanto a la industria minera? ¿Por mencionar sólo el no otorgamiento de más concesiones?

En este sentido, casi todas las empresas están explorando en las áreas concesionadas que ya tenían; sin embargo, en el corto plazo, para seguir creciendo vamos a necesitar nuevas concesiones. Y aunque de momento el tema no es muy grave, sí lo es en el mediano plazo, porque las minas se acaban, y si no tenemos nuevas áreas para explorar, habrá una disminución en la producción minera y con ello estaríamos hipotecando el futuro de esta industria como motor de desarrollo y crecimiento económicos.

Es indispensable reactivar el otorgamiento de nuevas concesiones mineras para continuar desarrollando una industria responsable, garantizar el bienestar de las futuras generaciones  y que la minería siga contribuyendo con el crecimiento y  la prosperidad de México y los mexicanos.

¿Por qué se tiene disparidad en las cifras, en los datos sobre la industria?

Un trabajo que tenemos de forma permanente en la Cámara Minera es homologar la información que se difunde, no sólo hacia dentro del sector, sino en todos los medios de comunicación; los datos que manejamos provienen de información que nos proporcionan nuestros agremiados, del INEGI, de las propias dependencias del Gobierno Federal. A contracorriente, la información que se emite desde algunos grupos, es muy radical y tendenciosa, está alterada y claramente trata de imponer una narrativa ya muy establecida, que hace ver a la minería como una actividad dañina o depredadora, basada en ideologías y no en hechos. Personalmente, en reuniones sostenidas con algunos diputados y otras autoridades he insistido en demostrarles lo equivocado de su percepción, con cifras reales, y esto es un trabajo que deber ser constante en todos los ámbitos para desmontar los mitos malintencionados que hay alrededor del sector.

Parte de la labor que todos tenemos como integrantes de esta industria, es terminar con esos mitos que existen sobre la minería, tenemos que ser muy serios con los datos que damos a conocer y demostrar que en un diálogo o negociación deben manejarse datos homologados, datos duros y totalmente confiables.

¿Ha fallado el sector minero en la comunicación?

Yo no diría que hemos fallado. Más bien, reconocemos que el reto es mayúsculo, y ante ello estamos evolucionando nuestra forma de comunicar, aprovechando las nuevas herramientas que tenemos a nuestro alcance, utilizando ahora las redes sociales, dando mayor número de entrevistas, difundiendo lo que hacemos con total transparencia a través de los distintos medios que tenemos en la Cámara y en nuestros informes anual y de sustentabilidad.

No obstante los avances, debemos reconocer que persiste en la sociedad en general una imagen de las operaciones mineras que corresponden a hace 50 o 100 años , cuando no había la tecnología, ni el conocimiento que existe ahora en la forma de hacer minería en el país, incluso en las operaciones mineras del mismo gobierno. De forma paulatina hemos ido cambiando esa percepción, mostrando la minería responsable, moderna e incluyente que opera hoy en el país. Se ha invitado a grupos de diputados a conocer las operaciones de diferentes minas y en fechas recientes, la Mtra. Tatiana Clouthier visitó la mina Pinos Altos en Chihuahua y quedó gratamente sorprendida de los altos estándares con los que se opera en esta industria. 

Si bien este acercamiento a las operaciones del sector ha sido de alguna forma selectivo, pretendemos reforzar nuestra comunicación de forma masiva e intensificar todo lo que ya se está haciendo en redes sociales y buscar adicionalmente otros canales de comunicación para generar un mayor acercamiento con la sociedad en general.

¿Cuáles son los principales retos que tenemos hoy en día en el sector minero?

El primero es seguir fortaleciendo la imagen de la minería como un aliado estratégico para el desarrollo económico, y el bienestar social del país y de sus comunidades.  

Para poder hacerlo necesitamos reforzar nuestra estrategia y unidad como industria, para demostrar con datos duros la realidad de la minería, y de esta manera quede comprobado que actualmente se desarrolla de manera responsable con el medio ambiente y genera bienestar para las comunidades. Sólo así podremos tener una mejor comunicación, que sea verdaderamente informada, con las autoridades. 

Otro reto que quiero destacar, y que está estrechamente ligado, es que debemos mantener el diálogo con las autoridades, reforzando la importancia que tiene el sector no solo para el crecimiento económico sino en el impacto benéfico en las más de 690 comunidades mineras. Y no se trata de entrar en confrontaciones o enfrentamientos, sino que debemos encontrar la forma de avanzar en temas fundamentales para el sector, como la reactivación de las concesiones mineras, temas muy puntuales con las autoridades de la SEMARNAT, el tema de la seguridad en las zonas mineras, entre otros. Y para lograr lo anterior, necesitamos que autoridades y sector minero hablen el mismo idioma y tengamos los datos de esta industria absolutamente claros y precisos.

Un tema que nos preocupa también, es sin duda el Estado de Derecho y la certidumbre jurídica para nuestras operaciones; la gobernanza es fundamental para el crecimiento económico del país. La minería es una actividad con una inversión de largo plazo y ahora en el sector no podemos decir que contamos con un Estado de Derecho pleno que garantice las inversiones. Hace un par de meses advertimos sobre las consecuencias de la nacionalización del litio, pues consideramos que la restricción sobre el uso de cualquier mineral considerado como estratégico es un signo de incertidumbre para las operaciones mineras vigentes y futuras que puede afectar la contribución de la minería en la reactivación económica. 

Otro tema es la inseguridad que vuelve complicada la operación en los sitios en los que usualmente se ubican las mineras. También requerimos de una política fiscal atractiva y competitiva; que se reactive el otorgamiento de nuevas concesiones y la atracción de más inversiones para la exploración. 

En fecha reciente Camimex firmó con el IMSS el acuerdo ELSSA, ¿en qué consiste y qué implica para el sector minero o sus trabajadores?

Camimex firmó el acuerdo de implementación de la estrategia integral denominada Entornos Laborales Seguros y Saludables (ELSSA) como un acto de congruencia con nuestra forma de actuar en la industria. Consiste en adoptar un conjunto de acciones encaminadas a promover la salud de los trabajadores, reducir accidentes de trabajo y mejorar la calidad de vida, algo que está inmerso en el día a día de las operaciones afiliadas a la CAMIMEX. Este programa es muy novedoso porque considera enfermedades crónicas y lo que de ellas puede derivarse, como la propensión de accidentes laborales por diabetes, articulaciones, etc. Tuvimos la oportunidad de platicar con el Director General del IMSS, Mtro. Zoé Robledo, quien reconoció el actuar del sector minero ante la pandemia y mostró su preocupación por la seguridad y la salud de los trabajadores. En este sentido, me parece necesario destacar que la firma de este acuerdo es una muestra de que puede avanzarse en un diálogo con las autoridades y encontrar los puntos de coincidencia.

¿Existen en México las condiciones para tener o acceder a la llamada minería 4.0?

La realidad es que en México estamos a la par de cualquier mina avanzada en el mundo. Actualmente estamos siendo testigos de avances impresionantes en cuanto a tecnología, equipos, o sistemas informativos. Nuestros sistemas de minado, metalurgia o de exploración, se encuentran al nivel de los países del primer mundo. Una de las empresas afiliada a la Cámara recibió en días recientes un cargador eléctrico totalmente automatizado con sensores para poder manejarlo a control remoto, eso es el futuro.

¿Se desplazaría el recurso humano con la incorporación de nuevas tecnologías?

Definitivamente no lo creo, y cito un ejemplo. Hace aproximadamente 20 años en una visita que realicé a las minas de carbón en Inglaterra, había una revuelta social muy grande porque iban a cerrar todas las minas y comprar en ese entonces, todo el carbón a Polonia. Y ¿qué fue lo que sucedió? En los siguientes tres años se capacitó a todos los mineros para que ingresaran a otra actividad; el cambio se llevó a cabo de un modo totalmente planeado y no hubo mayor problema. 

Por otro lado, la incorporación de nuevas tecnologías no desplaza de ningún modo a los colaboradores, más bien lo que aumenta es la capacitación en áreas como electrónica, programación, manufactura, etc. Finalmente, los equipos de control remoto no se van a manejar solos y se necesita la supervisión de personal en todas las áreas de operación de la mina.

¿Cuál es el balance del Programa México Minero? 

Ha tenido un impacto positivo entre la población infantil y los jóvenes. México Minero es un gran proyecto que comunica de modo científico y a la vez muy sencillo, qué es la minería y su impacto en la sociedad. Sin embargo, es muy importante que estos mismos esfuerzos se repliquen a otros segmentos de la población distintos de los mineros. 

Hay otra audiencia muy grande a la cual tenemos que hablarle, es el sector de la población que desconoce esta industria, y es ahí donde estamos redoblando nuestros esfuerzos.

Los resultados del Programa hasta ahora son positivos, la medición que tenemos proviene de las redes sociales y en las visitas a las Expo físicas, estamos hablando de un impacto aproximado de 100 mil personas que conocen ya el programa y a quienes ya estamos involucrando en esta actividad tan primordial para el desarrollo económico del país.

¿Qué le gustaría haber concretado al término de su gestión como Presidente de Camimex?

Hay algunos temas, tanto internos como externos. Internamente, al ser esta Cámara un organismo con tantos años, creo que necesita una renovación, un cambio; y estamos trabajando para conseguirlo, buscamos lograr una mayor participación de todos nuestros consejeros, queremos fortalecer a la Cámara y su actuar.  Creo que debemos estar conscientes que todos tenemos responsabilidades y debemos actuar en consecuencia. Es un proceso largo y complejo, pero hemos conseguido mejoras sustanciales y esperamos continuar por ese camino.

Adicionalmente, buscamos seguir con el esfuerzo de tener una Cámara más abierta al exterior y más equilibrada. Es indispensable establecer un diálogo abierto y permanente con las autoridades, no podemos hablar sólo a través de enfrentamientos porque de esta manera no vamos a avanzar en la problemática del sector que debemos resolver. Al respecto, debo decir que ya tenemos un logro significativo porque se consiguió un acercamiento con la maestra Tatiana Clouthier, quien ya ha asistido a diversos eventos organizados por el sector minero; mismo caso para el Maestro Efraín Alva Niño, titular de la Unidad de Coordinación de Actividades Extractivas, quien desde su posición siempre ha impulsado a la minería responsable y por ende, el bienestar del país.

¿Cuáles han sido sus mayores satisfacciones en el ámbito profesional?

En el plano académico he tenido grandes satisfacciones. Soy egresado del Instituto Politécnico Nacional y gracias a las becas que existían en ese entonces del Instituto del Petróleo y del Consejo de Recursos Minerales, tuve la oportunidad de hacer una maestría en la Escuela de Minas de Colorado y posteriormente, esas mismas dependencias me enviaron a hacer un doctorado. En cuanto al plano laboral, después de un trabajo de 40 años como empresario minero, logré crecer más de veinte veces los negocios que tomé bajo mi control en aquellos años. 

Y finalmente -la cereza del pastel creo-, estar al frente de la Cámara Minera de México es una oportunidad invaluable de trabajar en beneficio de una industria que me ha dado enormes satisfacciones. Cuando hablo de esta industria, me refiero no sólo a la gran minería, sino a la mediana y pequeña minería. Lograr consensos entre todas las empresas mineras, mexicanas y con capital extranjero con las autoridades en la materia para conseguir el reconocimiento de esta industria como un pilar fundamental en el desarrollo de México, es un desafío y un compromiso personal que pretendo llevar a cabo en mi gestión al frente de la Cámara Minera de México.

LA ENTREVISTA

Ing. Faysal Abhem 
Rodríguez Valenzuela

Vicepresidente Senior México de Torex Gold Resources

En un entorno post pandemia covid-19, cuál es la situación de la industria minera en México?

Voy de lo particular a lo general y expongo específicamente el caso de Torex Gold. En el año 2020 recién iniciada la pandemia, cuando las autoridades en materia de salud dictaminaron que la minería no era una actividad económica esencial, paramos nuestras operaciones el mes de Abril. Y esos 30 días nos sirvieron para establecer todos los protocolos de salud que posteriormente nos ayudaron a mitigar el riesgo de la pandemia. Como empresa y como industria, eso fue sin duda, algo determinante porque en adelante ya no volvimos a parar nuestras operaciones y el sector minero se convirtió en punta de lanza en la implementación de todos estos protocolos de prevención de Covid 19, mismos que se continúan observando hasta ahora. 

Creemos que los puntos de planeación tan detallados y profundos que la industria minera hace para un sinnúmero de procesos fueron la base también para establecer estos protocolos que nos ayudaron a navegar la pandemia. Lo anterior, fue un aspecto clave para que la industria minera no se viera tan afectada como fueron otras industrias, hablo de la industria automotriz, la maquiladora o la de alimentos por mencionar algunas.

La política de sustentabilidad es un tema que ha permeado de forma significativa en la industria minera… Cuáles diría usted que han sido los logros principales de Torex Gold en este rubro?

Además del cumplimiento regulatorio en México, como miembros del Consejo Mundial del Oro, Torex Gold se apega a diferentes estándares internacionales y nacionales y adicionalmente buscamos estar a la altura de lo que las comunidades, los gobiernos locales o el Gobierno Federal esperan de nosotros como empresa. 

Actualmente, tenemos implementados diferentes procesos y programas en materia social, ambiental y en materia de gobernanza corporativa. En particular, menciono dos que han sido para nosotros casos de éxito. Uno es el programa de proveeduría local, en el que estamos desarrollando las competencias de los proveedores locales en los municipios de Cocula y Eduardo Neri. Hoy en día, el 60% de nuestros proveedores son del estado de Guerrero y estamos hablando de empresas de la industria de la construcción, transporte o la de alimentos que proveen diferentes servicios a nuestras operaciones. Entonces, ese fuerte enfoque en la capacitación y entrenamiento de proveedores locales, de llevarlos al siguiente nivel y que estén a la altura de lo que una industria o una empresa como Torex Gold requiere, ha sido un caso de éxito en las comunidades, ya que genera ingresos, derrama económica y por ende, desarrollo. Es sumamente satisfactorio ver como ha cambiado la situación económica de muchos de los pobladores y a la par, también su calidad de vida ha mejorado, brindándoles oportunidades de desarrollo y bienestar no sólo a ellos, sino a sus familias en general.

En materia social, otro caso de éxito son los Convenios de Desarrollo Comunitario Participativo. A la fecha, se han firmado con 11 comunidades, 9 del lado norte del río Balsas, donde se ubica la mina El Limón-Guajes y 2 en el proyecto Media Luna. En cada Convenio la empresa hace una aportación económica y hay reglas que un comité tiene que observar para asegurar que la inversión social en materia de salud, infraestructura educativa o desarrollo urbano sea en beneficio de la colectividad. Sobra decir que todo lo anterior contribuye no sólo al trabajo social que realiza la empresa, sino al desarrollo real de las propias comunidades.

Por otro lado, tenemos firmado también un Convenio de Monitoreo Ambiental Participativo con la Universidad Autónoma de Guerrero. Años atrás las comunidades alrededor tenían una seria preocupación respecto a la posibilidad de impactos por contaminación ambiental, y aunque les explicamos todo el cumplimiento normativo que debemos hacer, así como las condicionantes de nuestros permisos ambientales, la duda persistía, por lo que en colaboración con el gobierno del estado de Guerrero, firmamos un convenio con la UAG para que sus profesionales de manera independiente y en coordinación con las comunidades hicieran tomas de muestras de aguas superficiales y subterráneas, cuidando en todo momento la cadena de custodia. Es la propia universidad la que obtiene los resultados y los muestra a la comunidad y a los gobiernos municipal y estatal. De esta forma, aseguramos de forma independiente, los resultados que observamos en nuestra calidad de agua superficial y subterránea.

Es decir, en conjunto con la universidad se muestran estos resultados a la comunidad, surgen preguntas y aclaramos cualquier duda. Y al final, esto nos ha permitido generar confianza en la comunidad y en las autoridades locales sobre nuestro trabajo, que lo que hacemos en materia de cumplimiento y de cuidado al medio ambiente es lo correcto.

Estos son casos de éxito, y nos han permitido generar calidad en la relación comunidad-empresa-gobierno local, que nos ha posicionado en el nivel donde nos encontramos hoy en día en materia de desarrollo comunitario.

Para concluir el tema, quiero decir que el éxito que hemos tenido en la materia se basa de forma primordial en que la comunicación es realmente efectiva con todos los actores, es transparente, basada en la confianza y sobre todo, en sincronía de que buscamos lo mejor para la comunidad, y en este sentido, hemos podido conectar con diferentes grupos que han comprobado que queremos hacer lo correcto por esta región del estado de Guerrero. Lo anterior es muy fácil de constatar y lo digo con mucho respeto hacia otras localidades; cuando se viene aquí y se observan las comunidades desde Valerio Trujano hasta Nuevo Balsas, se percibe una calidad de vida diferente y mejor a lo que se vive en otras poblaciones similares en el estado de Guerrero. Es un hecho indudable que la minería ha contribuido enormemente a esa calidad de vida y al desarrollo que viven estas comunidades. 

Podría hablar sobre las perspectivas de crecimiento en Minera Media Luna? Inversiones estimadas?

Justo la semana pasada nuestro Consejo Directivo aprobó la construcción del Proyecto Minero Media Luna. Son 847 millones de dólares que vamos a invertir en el estado de Guerrero para la construcción y puesta en operación del yacimiento que está al lado sur del río Balsas, actualmente, estamos avanzando en la construcción del Túnel Guajes que va a conectar los dos yacimientos; este año avanzaremos también con la construcción de nuestro nuevo Circuito de Flotación y la Planta de Tratamiento de Agua que requerimos para la puesta en operación del proyecto. Cabe señalar que el anuncio ha sido para nosotros una gran noticia, porque eso significa que vamos a trabajar en el estado de Guerrero por muchos años más. Basados al menos en las reservas que tenemos actualmente, estaremos operando en el Complejo Morelos hasta el año 2033.

Considera entonces Torex Gold a México como parte de su expansión en los próximos años?

Por supuesto, México y en Guerrero específicamente, ya está en firme la construcción de nuestra siguiente mina y seguimos buscando oportunidades en el país, en Latinoamérica y en Norteamérica también, pero sin duda hay una gran confianza en lo que el equipo de Minera Media Luna ha logrado en México, por lo que al cabo de todas las evaluaciones económicas y de riesgo, el Consejo Directivo fue que tomó la decisión de aprobar la construcción del proyecto.

Guerrero es un buen lugar para trabajar, a nosotros como empresa nos ha ido bien aquí, vamos a seguir invirtiendo en Guerrero, el 60% de nuestra fuerza laboral es local y vamos a continuar la contratación y capacitación de más guerrerenses, hombres y mujeres, para que se sumen a nuestras operaciones.

Así es como la industria minera genera desarrollo y mejora la calidad de vida de la gente, y cuando digo esto me refiero no sólo a Torex Gold, muchas empresas mineras están haciendo lo mismo en diferentes regiones del país, impulsan el crecimiento y crean mejores condiciones de vida en las comunidades.

Cuáles son los mayores desafíos que enfrenta actualmente la industria minera en México?

Lo mencionaba anteriormente, conectar con la sociedad. Observamos que otras industrias lo hacen de una manera más fácil, y con todo lo que nosotros hacemos en materia de cumplimiento normativo, de estándares internacionales en diferentes rubros, no hemos logrado todavía esa conexión. Yo creo que ese es un reto que tenemos que asumir todos los que estamos al frente de una empresa.

El otro desafío es seguir generando confianza en las comunidades donde trabajamos, basados principalmente en una comunicación transparente, con controles efectivos de cuidado medio ambiental y de seguridad sobre todo, debemos garantizar que en cada cierre de turno el personal que viene a trabajar regrese a su casa sano y salvo. Desde mi perspectiva, creo que esos son los principales retos que tenemos como industria, y si bien ya hemos hecho avances muy significativos, aun falta darlos a conocer de forma apropiada.

En cuanto a la producción minera, todos sabemos que México tiene un gran potencial, ahora estamos detenidos en la parte de exploración con la limitante de no tener nuevas concesiones; sin embargo, en las concesiones existentes hay un gran potencial de desarrollo, se avizora un empuje muy fuerte en materia de exploración e inversiones importantes en la industria. Sólo nosotros estamos invirtiendo únicamente 40 millones de dólares en materia de exploración en el complejo Morelos y observamos que las empresas están fincando su futuro invirtiendo también en este rubro. 

Cómo han sorteado el tema de la inseguridad? 

Desde mi punto de vista, este tema tiene un efecto muy interesante y me explico. Sabemos que existe una economía ilegal; pero, ¿qué ha pasado en esta región donde operamos? Ha sucedido que la economía legal, el crecimiento, el desarrollo de proveedores y las oportunidades de trabajo, han superado a la economía ilegal, mitigando el problema. Aunque también debo decir y reconocer que hemos recibido un gran apoyo del gobierno federal y del Gobierno del Estado de Guerrero, encabezado por la Gobernadora Evelyn Salgado.

Finalmente, creo que en la medida que nosotros como empresa contribuyamos con oportunidades de desarrollo para la gente, el tema de la inseguridad deja de ser un obstáculo infranqueable.

Tenemos en México las políticas públicas adecuadas en materia minera a diferencia de otros países latinoamericanos?

En principio me parece que sí, aunque quiero señalar algo que me parece muy relevante sobre la industria minera mexicana. Al igual que muchos profesionales del sector, yo crecí y me desarrollé laboralmente hablando, bajo los esquemas de trabajo canadienses y norteamericanos, esto significa que hay una influencia diferente en la cultura de las organizaciones, porque nos ha permitido despertar la conciencia en temas de seguridad, de medio ambiente, o normatividad. Las empresas por propia iniciativa siempre buscamos estar más allá de lo que dice la ley en diferentes rubros. Es así como, poco a poco, otras empresas se han ido sumando y desde los últimos 20 años se han adoptado en la normatividad mexicana los retos en materia ambiental, seguridad, gobernanza corporativa o relacionamiento comunitario. Hoy en día tenemos un sector muy normado y con reglas muy claras en muchos rubros.

En caso de aprobarse, cuál sería el impacto de una reforma eléctrica para la industria minera y para Torex Gold en lo particular? 

Me parece que la reforma eléctrica va a impactar en mayor medida a empresas cuyo consumo energético se basa principalmente en sistemas de generación, a través de energías limpias de autogeneración o de algunos otros esquemas que ya permite la actual legislación. En Torex Gold, tenemos en proyecto la construcción de una planta solar de 8 megawatts y dado que no va a estar interconectada en principio a la red eléctrica nacional, el riesgo para nosotros es mínimo. Sin embargo, sí será (en caso de aprobarse la reforma) un impacto real y fuerte para las empresas que ya manejan esquemas de autogeneración o de interconexión con energías limpias.

Por otro lado, es un hecho que existe el riesgo de inhibir de alguna forma las inversiones de empresas interesadas en esquemas de autogeneración o en consumo de energías limpias. En nuestro caso, definitivamente no representa un riesgo las probables modificaciones a la Ley Eléctrica, porque tenemos contratos de interconexión con la Comisión Federal de Electricidad y no se afectarán las operaciones.

Sin embargo, creo que en lo que deberíamos enfocarnos todos los actores involucrados en estas modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica, es en mantener la calidad de la energía que recibe no sólo la minería, sino la industria en general, porque en muchas ocasiones las operaciones se ven impactados por la calidad de la energía que recibimos.

La inclusión de la mujer en la industria minera es un tema de actualidad o realmente se está produciendo un cambio? cuál es la experiencia de Torex Gold?

En Torex Gold la inclusión de la mujer no es sólo un tema, porque nuestros sistemas y procesos garantizan que cualquier persona, hombre o mujer, independientemente de su manera de pensar o sus preferencias sexuales, tiene las mismas oportunidades de participar en todos los procesos y alcanzar cualquier posición. En la actualidad, trabajamos muy fuerte en tener un mayor porcentaje de mujeres en nuestras operaciones. No obstante, yo pienso que el cambio cultural no reside en ellas; el cambio cultural tenemos que hacerlo los hombres, necesitamos capacitación para generar conciencia en temas de inclusión y equidad en todas las operaciones y en todos los niveles, lo anterior, con la finalidad de lograr un cambio cultural en los hombres que están ahora en posiciones de poder. Es un reto enorme pero creo que culturalmente estamos preparados para seguir generando oportunidades para las mujeres.

Debería preocupar un desplazamiento del recurso humano por una automatización cada vez mas importante en el sector minero?

Yo creo que no, porque siempre se va a requerir el recurso humano. Es un hecho que las nuevas tecnologías hacen más eficientes y seguros algunos procesos, pero al final del día no lo veo como un tema de desplazamiento porque siempre se va a necesitar mano de obra especializada para operar los equipos y manejar las operaciones subterráneas y las de superficie. Me parece más bien que el tema que tendría que estudiarse y analizarse es la calidad de los egresados de las universidades y de los centros de estudios que imparten las carreras de Ciencias de la Tierra. Las empresas tenemos que involucrarnos para trabajar de manera cercana con las universidades y lograr que nuestros estudiantes salgan al mercado laboral realmente preparados para enfrentar una industria minera completamente globalizada y que opera con los niveles más altos de tecnología, procesos y normativa. Este es un reto que como empresas tendríamos que asumir y encontrar la forma de incidir en elevar el nivel académico y de especialización de los estudiantes que desean laborar en la industria minera. 

En Torex Gold, tenemos firmados acuerdos con la Universidad Autónoma de Guerrero para que los pasantes de Ciencias de la Tierra realicen sus prácticas profesionales. Al respecto, quiero decir que cambiamos nuestro esquema de trabajo, de tal manera que un pasante viene aquí a agregar valor y a enfrentarse al reto laboral que representa operar y laborar en una unidad minera. Se asignan proyectos que realmente contribuyen a su desarrollo profesional, hoy en día tenemos 20 estudiantes de la UAG distribuidos en diferentes áreas, se hace una rotación y cada 4 meses llegan 20 estudiantes más.

Como vicepresidente de Torex Gold cuáles son sus mayores retos?

El mayor reto es mantener motivado a mi equipo de trabajo, nosotros operamos al más alto nivel, tenemos una exigencia profesional muy alta y el grupo de profesionales que integran Minera Media Luna ha podido jugar en ese terreno. Es muy satisfactorio poder decir que hemos roto récords de seguridad, de producción en la mina subterránea, de producción en el tajo, y cada día la exigencia aumenta y con ello nuestro compromiso de ser los mejores profesionales en esta industria.

El segundo reto es el desarrollo de nuestros propios profesionales, es decir, cómo entrenar y capacitar a supervisores o superintendentes para que se conviertan en los futuros gerentes y directores. Aquí mismo, en nuestras operaciones, debemos encontrar la forma de potenciar el recurso humano que al final del día es nuestro recurso más valioso.

Y por último, el reto principal yo creo es el de la seguridad. Es un tema que me apasiona y la gente que me escucha hablar al respecto, desde ayudantes, operadores, supervisores, o gerentes, puede percibir que creo absolutamente en la importancia de que los trabajadores se sientan seguros en sus áreas de trabajo y que regresen a su casa de la misma manera. Busco transmitir esa pasión y despertar en ellos esa conciencia como un compromiso moral de cuidarnos y cuidar al compañero. Con esa visión se han implementado todos los sistemas de seguridad que tenemos y que nos han permitido llegar a más de 10 millones de horas hombre sin incidentes con tiempo perdido, es un logro que muchos profesionales nunca lo van a ver en su vida laboral. Y hoy puedo decir que me siento muy orgulloso de lo que hemos alcanzado en materia de seguridad.

Cuáles son sus mayores satisfacciones en el ámbito profesional?

El haber participado en la construcción y puesta en operación de dos importantes proyectos en México, ambos en el estado de Chihuahua, el primero de ellos fue El Sauzal, que tuvo la primera presa de jales filtrados y detoxificados en el país. El segundo fue Pinos Altos, cuya inversión fue la mayor que se hizo en el sector durante el año 2006. Algo también que me llena de orgullo, es haber sido partícipe del cambio cultural en materia de seguridad en la Unidad Minera San Dimas, en esos años, propiedad de Primero Mining.

Destaco por supuesto mi trabajo con Torex, lo que hemos logrado en nuestra Mina El Limón-Guajes y en el Proyecto Media Luna, como hemos avanzado en materia social, en nuestra relación sindical, en materia de producción, de seguridad, y de cuidado medioambiental. Todos han sido logros que han marcado mi vida profesional, pero sobre todo, el reconocimiento al equipo de profesionales que han contribuido al éxito de nuestras operaciones. 

LA ENTREVISTA


Ing. Alfredo Bertrand

Director General de Epiroc, México

¿De que tamaño es el mercado mexicano para Epiroc, comparativamente con otros países de la región?

México es un mercado muy importante para Epiroc; y si lo comparamos o medimos con otros mercados, se encuentra dentro de los 5 más grandes, considerando a países con una alta producción minera, y con una elevada participación en el PIB de sus respectivas economías, como es el caso de Chile, Perú o Canadá. Y si bien México no tiene el porcentaje del PIB con relación a la producción minera tan alto como estos países, definitivamente podría estar al mismo nivel del potencial en lo que es requerimiento de maquinaria, insumos, etc., lo que significa que podría generarse en actividad comercial el mismo volumen en dinero que los países mencionados.

Sobre la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, ¿Afectó de alguna forma la producción de Epiroc? ¿Hay problemas de suministro o desabasto? 

Creo que todas las empresas productoras se han visto afectadas de alguna u otra manera por este quiebre de la cadena de suministro que se ha observado en los últimos meses, aunque no necesariamente producto del Covid; hay factores indirectos que han influido, como ha sido la lentitud de la recuperación en el sector industrial de materia prima post-Covid. Adicionalmente, se han registrado conflictos comerciales en los últimos meses entre China y Estados Unidos, grandes potencias en materia económica, cuyas decisiones afectan prácticamente a todos los países.

Está también el tema del transporte o la llamada crisis de los containers. En algunos puertos no hay la disponibilidad de contenedores o containers, indispensables para transportar la materia prima o producto terminado, lo que ha originado una escasez en el transporte a nivel mundial. Por ejemplo, Epiroc tiene fábricas de manufactura en Canadá que se abastecen de materia prima de Asia y de Europa, y es materia prima de alta tecnología, que no se puede producir en esta parte del mundo; entonces, si bien tenemos la capacidad instalada y liberada para producir, no se cuenta con la materia prima que se debe transportar de otros lugares a nuestras fábricas en Canadá.

Por otro lado, hay también factores externos que se han presentado en esta nueva normalidad post Covid. Estados Unidos vive actualmente una crisis de transportistas terrestres, se tienen camiones para realizar el transporte pero no hay choferes para conducir, ya que esta masa laboral ha migrado a otras actividades. Es decir, han aparecido nuevas modalidades de desempeñarse laboralmente y las personas han tomado la decisión de cambiar ya sea de actividad o trabajo o de permanecer en casa.

Por nuestra parte, tenemos algunos problemas que se han ido solucionando. Personalmente, creo que todo problema logístico si se analiza de una manera anticipada, es decir, con una muy buena programación y planeación, poniendo las nuevas variables dentro de la actividad logística, se pueden generar acciones que mitiguen y reduzcan el desabastecimiento mundial. Adicionalmente, también estamos evaluando la posibilidad de emprender algunas acciones, probar quizá con la proveeduría local, tratar de buscar algún surtimiento en la región. 

¿Cuáles son los retos que enfrenta actualmente la industria minera en latinoamérica?

Uno de los grandes retos es la minería 4.0. Esto implica transformar nuestras operaciones mineras en operaciones de alta tecnología, considerando términos como la automatización, robótica, el manejo del big data, la conectividad de la mina, etc. En Latinoamérica existen países con alta producción de materia prima, con leyes rentables, pero en muchas ocasiones se ven afectados por variables que interfieren con la productividad de la mina, como es la reducción a veces repentina del recurso humano por citar sólo un ejemplo. En este momento ya se evalúa en todos los países, incluso latinoamericanos, el asunto de la tecnificación y digitalización de las operaciones mineras.

Menciona un mundo abocado a la tecnología, a la automatización… ¿Habrá un desplazamiento del recurso humano?

El tema de la automatización y la digitalización es un proceso que ya se ha visto en otras operaciones en el mundo. Lo que está sucediendo con estas experiencias hoy en día, es que las capacidades y habilidades del trabajador de la minería de hoy van a migrar a otras más acorde con la tecnología. Recordemos que la tecnología viene de la mano también con la nueva forma de pensar de las nuevas generaciones, los jóvenes están inmersos en la tecnología, el manejo del mundo digital para ellos es día a día, por lo tanto, las nuevas habilidades que se van a requerir son muy afines a las nuevas generaciones que están incorporándose a la fuerza laboral en estos momentos y en el futuro.

Entonces, si la minería no se alinea con las nuevas tecnologías, existe el riesgo de que esta fuerza laboral se pierda o que no desee incorporarse a la minería. Además, la transformación tecnológica, genera mayor seguridad y productividad en la operación, la minería, obligadamente, va a tener que migrar a esta digitalización para atraer a esa nueva masa laboral que ya tenemos hoy en día y que será mayor en los siguientes años. 

Resumiendo, diría simplemente que no se pierden plazas laborales, lo que habrá es un cambio de las capacidades del minero actual hacia las nuevas generaciones, más abiertas a la tecnología. Gracias a los avances en la materia, los mineros tendrán mayor control de algunos indicadores, a través de una pantalla táctil se tendrá acceso a las funciones y operación de la maquinaria minera de forma remota.

¿Qué tan lejos estamos en Latinoamérica de contar con operaciones mineras con este nivel de tecnología?

Aunque si bien estamos todavía un poco rezagados en el tema, lo que sí veo de parte de grandes grupos mineros mexicanos es una clara intención de transformar sus operaciones con gran responsabilidad y adoptar las nuevas tecnologías. Puedo decir que en México contamos desde hace 2 años con equipos de perforación autónoma, con operación remota fuera de la máquina, y ya se están haciendo pruebas también en el transporte de forma autónoma. 

En los próximos meses, se traerá al mercado mexicano el primer equipo que utilizará energías limpias en una operación minera subterránea y esto será un quiebre disruptivo en lo que es la eliminación del diésel como fuente de energía, a la utilización de energía limpias como la batería, con lo que se tendrá cero emisiones al interior de la mina.

¿Cómo enfrenta Epiroc el tema de la sustentabilidad en la actividad minera enfocada hoy en día en las mejores prácticas?

El tema de la sustentabilidad es una tendencia mundial. Epiroc es una empresa sueca, basada en indicadores de sustentabilidad a todo nivel, en temas de equidad, de medio ambiente, de códigos de conducta. Independientemente de donde estemos ubicados, tenemos un plan muy claro de llevar estos indicadores a objetivos para el 2030 – 2050; todo lo anterior se basa en fundamentos de las Naciones Unidas y nosotros trabajamos de acuerdo con esas líneas.

Específicamente, en el tema de medio ambiente, hemos desarrollado equipos cero emisiones, somos el primer productor que ha anunciado su producción en línea y además estamos lanzando proyectos de transformación de los equipos actuales diésel hacia equipos de cero emisiones. Lo anterior, no con el objetivo de retirar los equipos antiguos y reemplazarlos, sino más bien ingresar de forma paulatina en la tecnología y lograr una transformación de la flota actual. 

También con relación a lo que es la sustentabilidad, estamos enfocados al tema de la automatización y digitalización de las operaciones mineras y para este proyecto de digitalización a corto y mediano plazo hemos venido adicionando a nuestro grupo, a través de acuerdos y adquisiciones, a empresas dedicadas a la conectividad y al desarrollo de software.

Y sobre los códigos de conducta, no sólo los cumplimos al interior de la empresa, a la vez, estamos muy al pendiente que nuestros socios estratégicos, clientes y también proveedores, mantengan el mismo nivel de código de ética empresarial en su actividad cotidiana.

En cuanto al tema de equidad, un objetivo muy claro es tener más mujeres en nuestras labores con la finalidad de enriquecer a la empresa con conocimientos o habilidades claras que poseen, y no sólo en las operaciones mineras, sino en la actividad del día a día. En Epiroc creemos que un grupo humano equitativo en todas las habilidades (tomar a las personas en función de sus habilidades y no en función de otras variables), va a generar un valor agregado para la empresa y para nuestros clientes.

Y sólo para remarcar lo anterior, basta decir que desde hace dos años, nuestra CEO es Helena Hedblom, una mujer que ha desarrollado gran parte de su carrera en la compañía en distintas posiciones y niveles de la organización. 

¿En la actualidad tiene Epiroc proyectos mineros de interés con empresas en México? 

En 2017 iniciamos un proyecto con una empresa importante del sector minero localizada en Zacatecas; al inicio como un piloto de perforación autónoma a distancia en un equipo, ampliándose a la flota que tenían operando y actualmente, se han adicionado equipos nuevos full autonomous. Ahora, nos encontramos en el proceso de conclusión de la implementación. El proyecto de automatización no sólo viene con la colocación del equipo autónomo, sino también con los periféricos que es la conectividad para asegurar el buen funcionamiento de los equipos; es un proyecto que una vez finalizado servirá de plataforma para la automatización en otras áreas de la mina.

¿Cómo ha sido la experiencia de Epiroc con los diferentes clústers de los que forma parte?

En principio, los clústers dan la oportunidad de tener acceso y conocer los requerimientos de todos los segmentos, del sector productivo, del sector comercial, del suministrador y de las empresas locales alrededor de cualquier operación. Nos une una región, que alinea las necesidades y se comienzan a desarrollar actividades para la mejora del sector minero en el área de influencia. Actualmente, Epiroc forma parte de los clústers de Zacatecas, de Sonora y de Chihuahua y en el futuro estaríamos buscando más alianzas con los nuevos clústers que se formen.

En general, se ha visto que los clústers mineros en Latinoamérica han sido una buena experiencia. Todos se basan en fundamentos muy similares que terminan adaptándose a las características de cada país de acuerdo con las distintas realidades y han probado un efecto muy positivo; por ejemplo, en Europa, existen centros de desarrollo tecnológico alrededor de pequeñas ciudades que brindan educación y oportunidades en esa región. La ventaja del clúster es que no necesariamente tiene que ubicarse en un área urbana muy grande, sino que puede tener un proyecto en función de la necesidad en un radio determinado y crear desarrollo en una zona de pocos habitantes, lo importante es direccionarlo de una manera correcta y poder generar un valor agregado a la sociedad. 

Un ejemplo sería el Clúster de Zacatecas que tiene como objetivo lograr que en un futuro la minería desarrolle actividades diversas sustentables por sí mismas, es decir, crear una industria que permanezca en Zacatecas, a pesar de que la minería en algún momento decline o disminuya su participación en el PIB del estado; se busca tener industrias sólidas, que si bien se iniciaron en la minería, puedan más adelante encontrar oportunidades en otros sectores económicos y lograr de esta forma, una industria sustentable en ese estado.

¿Historias de éxito para Epiroc en el mercado mexicano?

Destaco algo que me parece muy importante. En muchas ocasiones México introduce tecnologías o nuevos productos que se han desarrollado aquí con gran éxito y posteriormente, clientes ubicados en otros países nos han visitado para conocer estos trabajos; observan la buena aplicación, la productividad de la máquina, el buen manejo que le está dando la empresa, la habilidad del trabajador, lo señalan como buenas prácticas y terminan introduciéndolo en sus propias operaciones. Esto además de ser muy satisfactorio, muestra la visión que se tiene desde las operaciones mineras, la buena utilización que le da el trabajador a estas tecnologías y es un ejemplo para operaciones en otros países que inclusive tienen una mayor participación minera.

Las menores leyes del mineral y los precios fluctuantes en la industria minera, ¿Inciden de algún modo en la estrategia de mercado de Epiroc? 

Si, es un hecho, sólo quiero señalar que la introducción de la minería 4.0 basada en toda la implementación tecnológica que mencioné anteriormente, va a permitir trabajar en depósitos minerales con menores leyes y de mayor profundidad porque se va a incrementar la productividad, dándole mayor seguridad al trabajador que labore en la operación minera. La estrategia se orienta en lo que llamamos el 6th. Sense, en el cual nuestros desarrollos se enfocan en la automatización y digitalización y toda nuestra visión de adquisiciones está basada en empresas periféricas. 

¿Cuál es nuestro objetivo? Que Epiroc brinde una solución integral a las necesidades de las operaciones mineras de ahora y del futuro. Queremos entregar un producto completo en el cual no solamente desarrollemos un equipo autónomo, sino que a la hora de implementarlo le demos la seguridad a la empresa minera de que el proyecto va a funcionar y nosotros le vamos a dar una llave en mano para que el proyecto sea 100% confiable en su ejecución.

¿Cuáles son los retos más importantes para Epiroc en el futuro?

Este año cumplimos 70 años de permanencia ininterrumpida en México, primero como Atlas Copco y ahora como Epiroc, lo que garantiza que seguiremos apoyando indudablemente al sector minero de este país.

Entre los mayores retos que tenemos en los próximos años, está liderar la automatización y digitalización de las operaciones mineras en México. Y algo que me parece importante es mirar a México como un país estratégico debido a sus acuerdos de comercio exterior con casi la mayoría de los países del mundo, por lo que podríamos visualizar en México una unidad de producción. En los siguientes años creo que podemos ir pensando en abrir una empresa de manufactura en este país, que nos sirva como plataforma para suministrar de manera general a Norteamérica a Latinoamérica, tenemos relaciones estratégicas de puertos en el Caribe, en el Pacífico y fácilmente podríamos acceder a los principales mercados de este continente. 

¿Es optimista con respecto al mercado mexicano? 

Si, porque veo la potencialidad que tiene México en la minería, es un mercado cautivo; creo que cualquier inversión o desarrollo que se haga en el país va a salir adelante. Cierto que de pronto hay algunos indicadores que no son muy alentadores, como la aprobación o no de nuevas concesiones mineras, pero la actividad minera actual y los proyectos o las concesiones que ya se tienen, detonan una reactivación en el área comercial en México, y también en toda la región, lo que hace posible que podamos tener planes a futuro.

Además, existe un factor muy importante en este mercado, si bien estamos expuestos a políticas locales en cada país, hay un factor relevante en la minería, que es el precio internacional de los metales, cuando los precios son altos y se genera un número importante de divisas (como ahora), los gobiernos comienzan a mirar con mayor interés esta actividad y existe una posibilidad de cambio en las políticas que tienen localmente. 

Soy optimista cuando pienso en lo que puede venir, creo que todos los acontecimientos que hemos vivido nos van a llevar a un crecimiento en el sector minero porque se ha empezado a visibilizar la necesidad de las empresas mineras y en este punto, creemos que México puede ser el centro de una operación de mayor tamaño, y no solamente en el rubro de comercialización, sino también en el de producción. Si nos concentramos en México como suministrador del norte y del sur de América, vamos a reducir o a mitigar problemas futuros de cadena de suministro, podemos generar nuestra propia red de producción en México, donde contamos con bastantes recursos y muchos de ellos son minerales, por lo que se incentivaría aún más el consumo local.

¿Por qué no hemos podido cambiar la mala percepción que se tiene fuera del sector sobre la industria minera? 

Creo que lo que podría estar fallando es la manera de transmitir todas las ventajas de esta industria, ya que el mensaje debería llegar a las personas correctas. Hay un común denominador en este sentimiento de rechazo, la gente desconoce los beneficios de la minería porque vive alejada de las operaciones y sólo percibe una actividad que cambia la topografía de las regiones o que utiliza productos que de pronto no son amigables con el medio ambiente. Sin embargo, hay algo que está muy claro y yo lo aprendí desde que comencé a estudiar ingeniería de minas, y es que todo proyecto minero, requiere de una gran inversión y financiamiento de empresas de capital, las cuales lo primero que solicitan a la empresa -y es obligatorio- es tener un plan muy puntual a futuro; donde se consideran temas como el ambiental (a fin de conservar en la medida de lo posible, la misma topografía que había al comenzar las operaciones); el de contingencias, la sostenibilidad, para saber que pasará con la mina cuando cierre, etc. Por todo lo anterior, se crea una seguridad de que las operaciones mineras van a generar un bienestar no sólo para las poblaciones aledañas a las unidades mineras, sino para la sociedad en general, con el menor impacto posible al medio ambiente.

Debo agregar también que la minería no se realiza en el centro de una ciudad ya desarrollada, no encontramos depósitos en medio de las grandes ciudades, nuestras operaciones se ubican en zonas remotas donde hay poblaciones cercanas, que esperan también un crecimiento económico; apoyo en los servicios básicos para que sus habitantes tengan una vida de calidad, y en este sentido, la minería es una parte fundamental de ese crecimiento, entonces, démosle la oportunidad a esas ciudades cercanas a las operaciones mineras para que se generen actividades económicas, que si bien al inicio tendrán su origen directo en la minería, posteriormente se desarrollarán de manera independiente para ser sustentables en el futuro. 

Al respecto, quiero resaltar un trabajo que me parece muy importante, la Cámara Minera de México, a través de la exposición itinerante México Minero, muestra lo que es la minería realmente, su impacto en la derrama que genera a todo el sector económico de manera directa e indirecta y por supuesto, los beneficios para la población en general. Me parece que este programa es una excelente forma de acercar a los niños, los jóvenes y los adultos para que conozcan de cerca y de un modo muy interactivo todos los beneficios de un sector que contribuye de modo determinante en el crecimiento y desarrollo de cualquier sociedad. 

México se merece tener una minería del futuro, de alta productividad, debería haber un mayor enfoque al potencial que tiene la minería para la economía en general del país. Hay muchas variables que están manejándose de manera externa, que benefician este crecimiento y que a la larga ayudarán al desarrollo y sostenibilidad del sector.

¿Cómo ha sido su experiencia de trabajo en México? 

Ha sido en verdad muy grata, venía con grandes expectativas del sector minero mexicano y éstas han sido sobrepasadas definitivamente. Me entusiasma la apertura del sector, su capacidad de crecimiento, el deseo que se tiene de mejorar el segmento minero y sus operaciones en todos los niveles. Y en general, he disfrutado ese recibimiento caluroso que tienen los mexicanos para una persona que viene de afuera, ha sido en verdad muy satisfactorio.

La Entrevista

El 16% de la plantilla laboral de la minería en México es ocupado por mujeres, de las cuales el 9.5% corresponden a posiciones ejecutivas con tomas de decisiones logrando así abrir una brecha de igualdad y oportunidades a corto plazo
(Lic. Potes en la planta de Fundición, Esqueda, Sonora)

Lic. Irma Yolanda Potes González 

Directora de Desarrollo Comunitario, Grupo México

“Visualizo una industria donde se aquilate su transparencia y apertura hacia las comunidades”

  • > La pandemia del COVID-19 representa un desafío histórico sin precedentes. En ese contexto, la humanidad ha iniciado un dinámico e indispensable proceso de cambios a nivel social, económico y político. 
  • > La sustentabilidad es un camino que no se puede pensar separado de ninguna acción que involucre a la industria minera.
    Conversamos con la Directora de Desarrollo Comunitario de Grupo México, Lic. Irma Potes, acerca de los logros y retos que asume su organización desde una visión: la comunidad y el futuro de una forma sustentable.

Sobre el tema de sustentabilidad, ¿qué acciones ha adoptado Grupo México para el desarrollo de las comunidades en donde operan sus unidades mineras?

Hoy en día, la sustentabilidad es un camino que no se puede separar de ninguna acción de la industria, sea mediante adelantos tecnológicos o el diálogo con grupos de interés, como las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), fondos de inversión u organismos calificadores, gobiernos y otras industrias. El diálogo, ubica a la minería en una plataforma que rompe las barreras de la estigmatización de cualquier industria. Además, nos permite seguir mejorando las buenas prácticas con la comunidad y también mayores aciertos dentro del área de la sustentabilidad.

La minería ha convivido con la sustentabilidad a lo largo de toda su historia. Muchas ciudades, en México, tienen su origen gracias a la minería. Ello permite el desarrollo de infraestructura eléctrica, de drenaje, hospitalaria, educativa, vial, entre otras. De esa forma, genera condiciones necesarias para la mejor calidad de vida de sus trabajadores y sus familias, y por supuesto de las comunidades. Se trata de acciones sostenidas en el tiempo, según el ciclo de vida de la veta, que por lo general demanda muchos años. Es muy importante que tengamos conciencia de lo que vamos construyendo, entre empresa y comunidad, y aquello que heredaremos a las nuevas generaciones.

¿Cuáles han sido los principales logros de Grupo México en Desarrollo Comunitario?

Los municipios donde opera Grupo México de forma mayoritaria, como es el caso de Cananea y Nacozari de García (estado de Sonora), o de Santa Bárbara (estado de Chihuahua), tienen un Índice de Desarrollo Humano (IDH) mucho más alto que el promedio nacional. Este índice es medido por las Naciones Unidas y se basa en tres variables: la distribución del ingreso o del bien económico, el acceso a la salud y la educación. Hacer minería responsable incide en la mejora de la calidad de vida, resultados que se reflejan a través de los años y que hoy es realidad en las comunidades donde Grupo México tiene presencia.

Pongamos más claro el ejemplo con Cananea, un municipio sonorense que destaca por su producción de los minerales de cobre, oro y plata, mantiene un Índice de Desarrollo Humano (IDH) Muy Alto con 0.813 puntos, un puntaje superior al promedio nacional, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), superando a municipios como Puerto Vallarta y Guanajuato. De 2010 al 2015, Cananea tuvo un incremento de 3.13 por ciento en el IDH, destacando en educación, salud e ingreso. Con ello, disminuyó la población en situación de pobreza de 36.3 a 26.1 por ciento. Así, se colocó en el lugar número 15 con menor marginación de los 2 mil 456 municipios del país, y en el lugar número uno con menor índice de marginación en el estado de Sonora, de acuerdo a estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo). El estado de Sonora se encuentra en el quinto lugar menos pobre del país.

¿Qué reto representó comunicar a la gente, en su mismo lenguaje, el valor y la riqueza de la minería en nuestro país? ¿Cuáles han sido los mayores obstáculos?

Para Grupo México es fundamental escuchar el otro lado de la historia, saber qué quiere hacer la comunidad respecto al desarrollo de su vida y entorno. Para ello, contamos con el Servicio de Atención Comunitaria (SAC). Se trata de una plataforma y espacio que permite un primer diálogo, para la recepción de inquietudes, quejas o dudas, sobre la forma en que se realiza la operación minera. También pueden recurrir al SAC, para solicitar un aliado que les permita revisar asuntos añejos del sitio, como lo puede ser un vecino con la capacidad de gestionar la solución a cierta problemática común, trayendo a la mesa a quienes deben solucionarlo.

Entre los temas más frecuentes que recibe el SAC destacan: fuentes de trabajo, brechas de infraestructura y oportunidades de desarrollo. En ocasiones, son carencias por falta de acceso al agua, caminos o el servicio de electricidad. En 2020, orientamos el 89% de gasto a proveedores locales y nacionales, reafirmando nuestro compromiso para el impulso del desarrollo económico local. En el mismo año, invertimos $31.1 millones de dólares en 89 proyectos de infraestructura y servicios, en Perú y México, que se ejecutaron junto con los gobiernos, generando un impacto positivo y el bienestar económico en las comunidades. Nuestros principales rubros de inversión fueron promoción de salud, educación, obras hídricas para abastecimiento poblacional, agricultura, entre otros, todo ello de la mano de las autoridades gubernamentales y junto a la comunidad en la que intervenimos. Se dice fácil, pero es todo un reto: escuchar y actuar.

De igual forma, atendemos peticiones en el tema desarrollo humano, mediante actividades de altísima calidad para dar oportunidades a la comunidad en general, con énfasis en la niñez y la juventud, a través de disciplinas como la música, el fomento a la lectura, las artes plásticas, el deporte, la cultura de prevención hacia la salud y el cine documental. Con estos programas, brindamos la oportunidad de un estudio formal, que permiten a los beneficiarios ampliar su conocimiento y cristalizar sueños que solo existían en sus mentes, los cuales hoy son oportunidades de vida a nivel nacional e incluso internacional. Claro ejemplo de ello, son el grupo de 17 niñas y niños de Nacozari de García, en Sonora, que ganaron el premio a Mejor Documental Animado en la Muestra Internacional de Cine Educativo (MICE), en Valencia, España.

¿Cómo realizan la comunicación con las comunidades indígenas?

Los pueblos y comunidades indígenas tienen el derecho indiscutible a preservar todos los elementos que constituyen su cultura e identidad, además de su especial vinculación con elementos del medio ambiente. Nuestro compromiso es respetar, promover y defender sus derechos humanos. Seguimos perfeccionando diversas herramientas complementarias, para instrumentar estos compromisos, donde somos una de las pocas empresas que cuenta con una política publicada sobre respeto a los derechos, vinculación y relación con las comunidades indígenas.

En el diálogo con estas comunidades, consideramos sus necesidades, con especial atención para comunicarnos en su lengua o idioma natal, empleando las formas que ellos utilizan para realizar dicha comunicación.

Hemos adaptado nuestros programas sociales, para lograr la proyección de la identidad y riqueza cultural de estas comunidades al resto del mundo. A modo de ejemplo, tenemos a la Sra. Petronila, originaria de la comunidad zapoteca de Juchitán, Oaxaca, quien decidió enseñar de manera voluntaria y abrir una tienda “Guidxhi Riale Bi”, término zapoteco que significa “Pueblo donde nace el viento”. En la actualidad, ella realiza la exposición y venta de prendas típicas, como huipiles y enaguas, junto con un grupo de 15 mujeres emprendedoras, todas ellas beneficiarias de una bolsa económica de fondos concursables, patrocinadas por Grupo México, mediante convocatorias de nuestros proyectos sociales.

¿El diálogo y proceso de comunicación con las diversas comunidades, incluidas las indígenas, es el mismo que se establece con las autoridades en todos los niveles de gobierno?

Nuestro compromiso es escuchar y dialogar de manera permanente, con los diversos grupos de interés, por supuesto también con todas las autoridades mediante distintos mecanismos de comunicación. Siempre de manera transparente, a través de nuestros diagnósticos participativos, nuestro personal, o el SAC que funciona las 24 horas y los 7 días de la semana, así como de todos nuestros directivos y trabajadores que son sensibles a estos diálogos.

En los diagnósticos participativos, preguntamos a la gente cómo ven actualmente a su comunidad, cómo la ven a futuro y qué deberían hacer para lograr que esta visión se haga realidad. Este sencillo ejercicio es el inicio de una consulta, donde prevalece la filosofía: “Nada sobre la comunidad, sin la comunidad”. Bajo esta premisa, procuramos hallar coincidencias y el valor compartido para todos los interesados.

¿Por qué la industria minera todavía tiene una imagen negativa ante la sociedad?

Hay que distinguir entre dos tipos de minería: formal e informal. La minería formal cumple con todos los estándares, mientras que la informal no lo hace. También se piensa que seguimos practicando una minería como hace miles de años, y esto crea una imagen negativa. Hoy, las prácticas han evolucionado, aunque también ha faltado ser mejores comunicadores de esta minería moderna y responsable. También requerimos que todos quienes se benefician de esta importante actividad, como los trabajadores, familias, gobiernos y sociedad en general, puedan tener canales para hacer oír su voz.

La minería formal es parte de esta tendencia mundial, sobre prácticas de sustentabilidad en todas sus vertientes, que estamos a la vanguardia con nuestros mejores programas y que confirma el compromiso con el entorno. Por supuesto, estamos abiertos a la escucha de iniciativas que nos permitan ser cada vez mejores vecinos de las localidades donde tenemos presencia.

En el contexto internacional, ¿Cómo se encuentra la minería mexicana en Desarrollo Comunitario, comparado con países como Perú o Chile?

En México estamos a la par de los programas más importantes de las grandes mineras a nivel mundial. Somos impulsores del Desarrollo Comunitario y en este tema no hay fronteras. Hacemos programas transversales, que se vayan adaptando de acuerdo a las características de cada región, porque cada país tiene sus índices de pobreza, sus Índices de Desarrollo Humano (IDH), así como su propia historia e identidad.

En 2020, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), reconoció el Modelo de Desarrollo Comunitario de Grupo México como una buena práctica corporativa del sector extractivo en Latinoamérica. Hemos construido, paso a paso, buenas herramientas sobre cómo pasar del ámbito local a regional, o el cierre social de las minas para que, al término del ciclo productivo, las comunidades conserven su capital humano y social, con un estado de derecho instalado e instituciones fuertes. 

¿De qué forma afectó la pandemia COVID-19 a los programas de Desarrollo Comunitario en las diversas unidades mineras?

En el área de Desarrollo Comunitario, adaptamos los programas sociales a un formato virtual en un periodo relativamente corto, gracias a que contábamos con los mecanismos necesarios y vínculos de comunicación. Fortalecimos en gran medida la comunidad virtual de nuestras redes sociales. Parte del trabajo consistió en capacitar a más de 300 profesores de nuestros Centros Educativos en tecnologías de la información para que los 3,600 alumnos de nivel preescolar a secundaria, quienes son hijos de nuestros trabajadores, en México y Perú no interrumpieran su formación académica logrando permanecer el 100% de la matrícula. Gracias a estas acciones los niños pudieron acceder a sus clases virtuales y también a los talleres de Casa Grande, en diferentes plataformas virtuales.

Asimismo, Fundación Grupo México realizó importantes donativos de insumos necesarios por emergencia sanitaria, como equipos de protección personal, respiradores, medicamentos, insumos médicos y de seguridad alimentaria. Todo ello de la mano con los gobiernos, con los cuales colaboramos activamente en campañas sociales, para que la gente permanezca en casa durante el pico de la pandemia. Actualmente, seguimos realizando campañas de comunicación preventiva sobre seguridad y salud COVID-19. Como un gran precedente en la industria, adaptamos nuestra planta en Ilo, Perú para poder donar 318 mil litros de oxígeno líquido y 4 plantas de oxígeno instaladas para atender el 32% del insumo nacional. Además de brindar un acompañamiento y apoyo logístico a las autoridades de salud durante las campañas de vacunación contra Covid-19 en las comunidades vecinas a nuestras operaciones de ambos países.

¿Cómo visualiza a mediano plazo a la industria minera mexicana en materia de Desarrollo Comunitario?

Veo una industria minera que sigue siendo capaz de concertar un diálogo entre comunidades, gobierno y ONG’s. También, elaborando planes de desarrollo a largo plazo y con objetivos muy claros en cuanto al cierre de brechas, como la atención de las necesidades reales que hacen a una comunidad sostenible. Nos referimos a temas como manejo del agua o de residuos, o la generación de oportunidades para mejorar la educación, la salud y el bienestar común. Son necesidades que verdaderamente permiten a un ser humano lograr igualdad de circunstancias; así como crecer y ejercer su meritocracia o desarrollo.

Visualizo una industria que va en crecimiento, a través del valor de la transparencia y la apertura en temas de interés, que radican en el conocimiento de cómo operan las minas y qué particularidad existe en las diversas etapas de un depósito de minerales. Además, espero una continua coparticipación de las comunidades en el conocimiento y propuestas de inversión a partir de las regalías e impuestos que genera la industria en México. En resumen, me imagino comunidades sumamente empoderadas, que son el reflejo del motor de desarrollo que genera la práctica de la minería formal en su entorno. Cuando se tiene un vecino importante minero, pero además un vecino responsable y comprometido, por añadidura se produce un sano desarrollo comunitario.

Casa Grande LÍdxinu’ se encuentra en la comunidad de Juchitán, Oaxaca, donde la lengua materna es el zapoteco y significa “Lugar de Todos”, es parte de los 33 centros comunitarios que Grupo México tiene en las comunidades vecinas a sus operaciones.

¿Cómo surge Casa Grande y cuáles son los logros de este proyecto? 

Casa Grande surgió gracias al compromiso y responsabilidad de Grupo México con las comunidades vecinas a sus operaciones, con el fin de establecer mecanismos de acercamiento y vinculación con la comunidad, mediante la comunicación transparente.

Como balance, 10 años después, puedo afirmar que es un área consolidada en México y Perú, y por ello estamos fortaleciéndolo en Estados Unidos. El mensaje inicial de Casa Grande es posicionarla como “La casa de todos”, con el concepto de familia y unidad, donde la corresponsabilidad es parte fundamental.

En los 33 centros comunitarios en México y Perú, de este gran proyecto, se han escrito muchas historias y podemos enlistar los siguientes logros:

  1. La comunicación a través de las coincidencias, ser buenos vecinos y crear desarrollo económico para acceder al mejor desarrollo humano.
  2. La transparencia porque todos saben qué hacemos y cómo lo hacemos. La gente puede visitar la empresa y conocerla. Para nosotros es muy importante conocer las necesidades de la población y transparentar nuestras acciones.
  3. La corresponsabilidad, uno de los logros más importantes, porque trabajamos en conjunto por una mejor comunidad, donde cada quien aporta de acuerdo a sus posibilidades, con un principio básico de equidad. Así creamos comunidades empoderadas, protagonistas, partícipes de su propio desarrollo y que fomentan valores. 
  4. Programas de desarrollo humano, ya que ofrecen oportunidades únicas en las regiones donde operamos. En este rubro, tenemos iniciativas como orquestas, equipos deportivos de béisbol y fútbol, clubes de cocina, entre otros. 

+500,000
Más de medio millón de personas han sido parte fundamental de los logros y beneficios sociales.

Agenda 2030
El 100% de las iniciativas de Casa Grande atienden los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Algunos aportes

  • Construcción y reparación de carreteras y hospitales en Sonora.
  • Construcción y donación de dos edificios emblemáticos que serán sede de los programas sociales de Grupo México en las comunidades de Charcas, San Luis Potosí y en Santa Bárbara, Chihuahua.
  • Becas educativas para jóvenes de nivel bachillerato en las comunidades vecinas a nuestras operaciones.

¿Cuál ha sido el reto social más complejo durante su ejercicio profesional en Grupo México?

Soy muy afortunada por formar parte de una empresa con convicciones muy claras en cuanto a asuntos comunitarios, que ofrece apoyo incondicional para mejorar el desarrollo de la gente y de sus propios colaboradores.

El mayor reto al que me he enfrentado es iniciar y conservar una relación de confianza, esa capacidad para poder subir los primeros escalones que permita lograr la comunicación efectiva, la misma que presenta dos componentes: la constancia de replicar un mensaje y, además, su congruencia. La minería tiene cierto estigma, pero recordemos que la minería formal es moderna y responsable, donde las comunidades tienen voz y la industria canales de comunicación que consolidan y maduran esta relación.

Si tuviera que mencionar un logro especialmente satisfactorio en la dirección a su cargo, ¿cuál sería?

La Dirección de Desarrollo Comunitario está sumando, al igual que otras áreas, a la sustentabilidad de la compañía. Uno de los logros más importantes, es la incorporación de todas las políticas y declaraciones de la empresa sobre Derechos Humanos, comunidades indígenas, códigos de conducta y ética, las cuales van hacia adentro y también afuera, códigos que hacemos extensivos a nuestros proveedores en toda la cadena de valor.

Todo el avance y los logros en el área de Desarrollo Comunitario, son posibles gracias al apoyo de un grupo de trabajo espectacular, formado por personas comprometidas con los valores de Grupo México. Al final del día, buscamos que la enorme riqueza económica que genera la minería, trascienda y se convierta en una serie de historias inspiradoras, para que las personas confirmen que la minería es un aliado y un compañero de vida.

Nuestras inversiones están impactando realmente, en tiempo y forma, para que las personas tengan mejor calidad de vida. Los diversos proyectos y las inversiones pueden consultarse a detalle, en nuestro Informe de Sustentabilidad, que publicamos el primer semestre de cada año y que también se encuentra en el sitio web www.grupomexico.com 

A nivel corporativo, Grupo México camina hacia adelante con el respeto, la escucha y la atención a las comunidades.

La Entrevista

M.C. Efraín Alva Niño

Titular de la Unidad de Coordinación de Actividades Extractivas de la Secretaría de Economía

¿Cuál es su visión de la industria minera como una actividad de desarrollo para el país?

Indudablemente, la industria minera es uno de los pilares tradicionales de la economía de México, sin olvidar además que esta actividad fue una impulsora de la creación de importantísimos centros de desarrollo, tenemos ciudades como Guanajuato, Zacatecas, Hidalgo, regiones netamente mineras y que tradicionalmente han sostenido la economía de México. Sin dejar a un lado por supuesto, el aporte fundamental de este sector al desarrollo económico en la actualidad, ya que además de contribuir de forma importante como generador de divisas, hoy en día representa el 2.3% del PIB nacional y el 8.1% del PIB industrial. Y finalmente, la minería es un detonador fundamental de toda la cadena productiva en las regiones donde se asientan las operaciones.

¿Cómo lograr convencer a los distintos niveles de gobierno y del poder legislativo sobre la importancia de la minería y sus aportaciones al desarrollo de México?

De mi parte, he sostenido reuniones con diversos grupos y organismos que integran el sector minero, entre otros, con la propia AIMMGM, la Camimex y WIM. Y en todos ellos mi mensaje ha sido en el sentido de promover de forma más efectiva qué es la minería y la relevancia de este sector. Debe comunicarse como ha evolucionado esta industria, que hoy en día maneja estándares de calidad y eficiencia de primer mundo; si bien dicha información es conocida en el sector minero, no ha sido difundida como es debido entre la sociedad en general.

Tendría que invitarse a los legisladores a que conozcan de cerca las operaciones mineras, establecer un diálogo con ellos para que supieran el efecto positivo de la minería en las diversas regiones, que se dieran cuenta que esta industria, todavía apoya a las comunidades con el establecimiento de carreteras, energía eléctrica, escuelas, etc. El impacto de la industria minera tiene aspectos muy positivos y favorables y no sólo para la gente que labora en el sector, la derrama social y económica beneficia a miles de personas. 

Me parece que de no establecer un diálogo claro y eficaz, existe el riesgo de inhibir las inversiones que tan necesarias son en este momento para nuestro país.

Por nuestra parte, seguimos los lineamientos que marca la titular de la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier, quien está enfocada en impulsar el desarrollo de la economía en su conjunto, y particularmente, le interesa la reactivación del sector minero. 

El objetivo principal es reactivar ese rubro vital de la industria minera que es la exploración. 

¿Cuáles serán sus principales líneas de trabajo?

Son muchas tareas y trabajo que realizar al frente de esta Coordinación, pero destaco como lo señalé líneas arriba, los impuestos a la exploración y la Ley Minera. En estrecha colaboración con Eduardo E. Flores Magón, director general de Minas y José Jabalera, director general de Desarrollo Minero, buscamos estrategias al respecto para proponerlas a la secretaria Clouthier, quien a su vez está impulsando la creación de un Consejo Consultivo de Minería. La idea es escuchar los diferentes puntos de vista y elaborar propuestas dirigidas a los legisladores con la finalidad de poder hacer modificaciones en el rubro de impuestos.

Y aunque no es precisamente una línea de trabajo, mantenemos un diálogo cercano con las empresas; como es del conocimiento público, ha habido algunos confictos con las comunidades en las que se desarrollan operaciones mineras, Equinox es una de ellas, esta empresa tenía detenidas sus operaciones en Xochipala, Guerrero, debido a un problema sindical y desacuerdos con los precios de ocupación. Al cabo de árduas negociaciones de las que fuimos testigos, fue posible reanudar las operaciones.

Además de Xochipala, otro proceso de negociación que seguimos muy de cerca es el conflicto que se ha dado entre los ejidatarios por un yacimiento de bentonita en el estado de Durango.

Se presta especial atención – por su actualidad – al tema del litio, llamado por muchos el nuevo oro blanco; hay mucha desinformación y ha surgido una gran cantidad de teorías sobre el boom de este metal en nuestro país, y aunque se han encontrado importantes yacimientos en algunas regiones, su explotación es todavía incierta. Al respecto, la Directora del Servicio Geológico Mexicano, la Maestra Flor de María Harp, ha dado a conocer información muy precisa sobre este mineral destacando que el litio de nuestro país se encuentra en los yacimientos de arcillas y su explotación comercial no es todavía rentable en términos comerciales. 

¿Existe un plan para coordinar o modificar de alguna forma el trabajo del SGM Fifomi y Exportadora de Sal?

Por el momento se va a mantener la actual forma de operar en SGM y Exportadora de Sal, los resultados hasta ahora son muy positivos. En cuanto al Fifomi se debe analizar con mas cuidado su operación, el tema de la cartera vencida, etc. Debe hacerse un análisis muy profundo de toda la estructura del organismo y plantear al final una estrategia o plan de acción a la secretaria Clouthier a fin de tomar las mejores acciones encaminadas al fortalecimiento de la industria minera.

¿En general cuáles considera que son los principales desafíos para la industria minera en México?

Uno muy importante sin lugar a dudas es el cambio de imagen que debe tener esta industria. Mi percepción es que la gente conserva todavía la imagen de una minería como una actividad peligrosa, depredadora del medio ambiente, que saquea los recursos nacionales para llevarlos al extranjero, etc. No se tiene una visión generalizada de la minería como un factor esencial de desarrollo humano. Hoy en día la minería es una actividad sustentable, que se preocupa y ocupa de la remediación de las áreas en las que se realizan las operaciones, el tratamiento de aguas, cuidado de la flora y fauna endémica; una noticia muy importante por ejemplo es la reforestación que se hace todos los años y la inversión sistemática de recursos para apoyar a las comunidades en las que asientan las operaciones mineras.

Anteriormente, trabajé en la Siderúrgica Lázaro Cárdenas – Las Truchas (Sicartsa) y en Minera Carbonífera de Río Escondido (Micare), por lo cual puedo hablar con absoluto conocimiento cuando digo que las empresas mineras no transmiten hacia fuera por qué es importante y fundamental el desarrollo de esta actividad. 

Actualmente, México está trabajando con Naciones Unidas para incorporar prácticas más responsables y sostenibles en su actividad minera, esto a través de una iniciativa con la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE, por sus siglas en inglés).

En este sentido, creo que una campaña masiva a través de las redes sociales tendría un gran impacto sobre todo entre los jóvenes, quienes en el futuro tomarán las decisiones de este país. 

En el sector minero existe incertidumbre en temas muy puntuales como es la reactivación de las concesiones mineras, manifiestos de impacto ambiental detenidos, así como un cambio de discurso de la autoridad hacia el sector minero… ¿cuál es su opinión al respecto?

Con respecto a las concesiónes estamos trabajando en una propuesta, queremos introducir ciertas modificaciones que en su momento se darán a conocer. Adicionalmente, en la Dirección General de Minas se está actualizando la operación, es decir, la información de las concesiones se está subiendo a un sistema electrónico y cualquier persona interesada la puede consultar, y aunque aún no ha finalizado el proceso, se registra un avance importante.

En cuanto al tema de otorgar mas concesiones, primero debe revisarse con detalle y cuidado las que están vigentes en la actualidad. Aquí hay un problema en la desinformación que se maneja ya que algunos ejidatarios o comuneros creen que se han otorgado nuevas concesiones pero en realidad lo que sucede es que esas concesiones ya estaban activas y por alguna razón se ha modificado su estatus; por otro lado, tenemos que ofrecer a las autoridades del Ejecutivo (o las que finalmente toman las decisiones) datos muy finos y respaldados por cifras muy puntuales sobre la cantidad real del territorio nacional que está actualmente concesionado para que la opinión pública cuente con información veraz. 

Sobre los manifiestos de impacto ambiental que están detenidos, José Jabalera está trabajando exhaustivamente junto con Semarnat en este punto de capital importancia para el sector; la coincidencia entre ambas dependencias es por supuesto el compromiso de proteger el medio ambiente. Sin embargo, de parte de esta Coordinación se busca agilizar la tramitación, quitar quizá un poco de rigidez en algunos de los requerimientos que se exigen actualmente, sin olvidar que el objetivo primario es la mitigación del impacto ambiental. Aunque por supuesto, no debe dejarse de lado la importancia de esta actividad económica como generadora de desarrollo.

¿En qué estado se encuentra la implementación de la consulta minera detenida en el congreso?

Es un tema que estamos operando también de la mano de Semarnat, se están analizando los puntos principales que debe abordar la consulta, lo que se busca particularmente es que todas las partes estén de acuerdo en su conformación, que las especificaciones sean muy claras y transparentes. Como parte de este ejercicio, hace algunos días José Jabalera acompañó a la gente de Semarnat a una consulta que se llevó a cabo en la mina y metalúrgica del Boleo (Santa Rosalía, BCS) a fin de ampliar el área que esta empresa tiene autorizada para la explotación de minerales en el municipio de Mulegé y el ejercicio fue muy positivo. Se invitó a la población a participar y se les explicó de forma muy detallada en que consistía, los resultados fueron muy favorables para seguir adelante con las obras. Finalmente, lo que se busca de parte de la autoridad es que sean atendidas las necesidades de las comunidades o poblaciones indígenas y que este tipo de consulta sea en el futuro un procedimiento normal en la industria minera. 

¿En general, considera que los actuales programas académicos son vigentes en una industria globalizada y con altos niveles de tecnología?

A pesar de que los métodos de minado permanecen en su mayoría sin mayores cambios, las técnicas de exploración, detección y descripción se han visto beneficiadas por los avances tecnológicos, menciono por ejemplo los programas de simulaciones de minado y de proyecciones, realidad virtual, drones, etc. Es ahí donde las instituciones deben mantener actualizados sus planes de estudio, incluir el manejo de paquetería que permita a los jóvenes egresados tener al menos las bases del software que se pueda emplear en el ambiente minero. Además, se deben incorporar en los semestres superiores cursos que permitan a los próximos egresados manejar las “habilidades blandas”, lo que les permitirá en un futuro tener mejor manejo de personal, comunicación, toma de decisiones, proactividad y demás habilidades gerenciales necesarias en el mundo minero.

¿Al finalizar su gestión, qué tareas o proyectos le gustaría haber concretado?

En primer término, me gustaría poder empujar los trabajos de exploración de las empresas, mediante reformas a la ley hacendaria, todo esto apoyado desde el Consejo Consultivo de Minería, el cual actualmente está en proyecto. De igual manera, continuar con la resolución de conflictos laborales, apoyándonos siempre en la Dirección General de Minas y la Dirección de Fomento Minero, junto con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Existen muchísimos retos y problemática de diversa índole, los cuales de manera constante se atienden y se buscan alternativas de solución benéficas para ambas partes.

LA ENTREVISTA

Dr. Juan Pablo Gudiño Gual

Socio Fundador de Igual Consultores

El crecimiento vertiginoso de la población y los patrones de consumo generalizado demandan una serie de insumos que no se conciben sin la producción minera, en este sentido, cómo comunicar a la sociedad lo complejo y necesario de este tipo de actividades?

Al respecto, creo que hay tres vertientes muy importantes. La primera es difundir lo que es realmente esta industria; se necesitan ampliar los procesos comunicativos para que la gente comprenda que la minería no es sólo el tema de presas de jales, si se desbordan o no, o la extracción de los recursos naturales, por mencionar sólo algunos. Debe comprenderse de un modo muy profundo la necesidad que tenemos de esta industria, no hay forma de vida sin la minería, no se concibe ninguna civilización en el mundo que no requiera los insumos que produce esta actividad. Mientras no se logre transmitir lo anterior, la minería seguirá siendo vilipendiada y descalificada. Es un hecho que quienes están en contra de la minería son organizaciones no gubernamentales, empresas que sienten competencia desleal, también hay intereses políticos de por medio, todos estos actores saben armar discursos en contra de la minería y no me queda muy claro que de parte de este sector haya habido una respuesta clara, contundente, con datos duros y que llegue hasta las cabezas del gobierno federal.

La segunda vertiente que quiero destacar y debo ser muy enfático al hacerlo es el tema de la impunidad. Es decir, no pueden quedar sin sancionar, los movimientos sociales y políticos que se generan en contra de la minería basados en mentiras, en engaños y basados además en presiones sociales. Muchas empresas han sido boicoteadas a un grado terrible por organizaciones no gubernamentales, apoyadas incluso por gobiernos extranjeros. Cito el caso de una ONG que estuvo apoyada por todas las políticas migratorias del ex Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, esta organización le ha pegado muy fuerte a la minería, y el modo de operar es muy sencillo, se presentan en las mineras ofreciendo el servicio de relacionamiento comunitario y al no aceptarse, paran el proyecto en cuestión y comienza la protesta. Ese es el tipo de impunidad que no debería tolerarse de parte de las autoridades

La última vertiente, es que no se atiende la solución del conflicto. A qué me refiero?  Los procesos de negociación, no son sólo bilaterales, tienen que formarse con protocolos que evidentemente garanticen derechos humanos y en los que todos puedan participar y algo muy importante es que el proceso de negociación tiene que ser difundido. De nada sirve lograr una gran negociación con cualquier grupo social, o grupo de poder, etc., si no se da a conocer el éxito de dicha negociación.

Resumiendo, debe capacitarse en términos muy claros y simples sobre el significado de la industria minera; la interlocución para lograr procesos de negociación, claros, transparentes y asequibles a toda la población y la no impunidad. Me parece que son tres temas en los que debería trabajar el sector minero y para hacerlo se necesita mucho trabajo organizativo y no a nivel de cámaras, ya que no es un tema de las decisiones de las cúpulas empresariales, es un tema de involucramiento social en los procesos para difundir lo que es el sector, para exigirle al Estado no impunidad y para lograr decirle a la gente sí podemos negociar y ya entendimos todos cual es nuestro papel. A tal efecto, hemos propuesto en  varias ocasiones la necesidad de crear una Organización de la Sociedad Civil que trabaje a favor de la industria minera y realice acciones comunicativas, capacitaciones y apoyo legal en los temas necesarios. 

Considera que ha habido de parte de las empresas mineras cambios en sus valores sociales y expectativas públicas con respecto a su modo de operar? 

Indudablemente. A la par que han cambiado los procesos de producción, de prospección, extracción, beneficio, cierre de mina, y muchos más, con respecto a lo que se hacía hace algunas décadas, también ha cambiado el enfoque social y lo han tenido que hacer quizá al principio no de forma voluntaria, sino por la gran cantidad de señalamientos de que han sido objeto y los amparos interpuestos por los distintos actores involucrados. Sin embargo, debo insistir en el tema de la difusión ¿cuánta gente sabe lo que hacen estas mineras, cómo y por qué lo hacen? Doy un ejemplo de un proceder erróneo a mi juicio. Cuando las mineras tienen un problema la solución es invitar a algún funcionario (a) a conocer una mina y en un recorrido aproximado de 4 o 5 horas con comida incluida, pretenden que esta persona entienda y conozca una actividad tan compleja y especializada como lo es la minería y eso no es de algún modo suficiente. En este sentido, debo decir que los procesos deben de comunicarse de una manera que sea ágil y muy transparente, los mineros deben informar que existe la minería sustentable y deben también anunciar porqué es sustentable.

Por otro lado, es una realidad que hacerse sustentable no es barato; los precios de los metales fluctúan conforme el mercado se va moviendo, si el ciclo de precios es bajo, difícilmente se harán inversiones en dicho rubro. Y aunque esta situación afecta en gran medida a la pequeña y mediana minería, las grandes empresas tampoco se salvan ya que estas viven de deuda, es decir, el margen de deuda y su calificación dentro del mercado financiero para ser sujetas de un crédito va cambiando conforme invierten y van pagando la deuda y por supuesto todo depende del mercado, sus altibajos y las reacciones que tienen frente a circunstancias globales.

Y aunque el tema financiero es sin duda muy importante, la sustentabilidad en el sector es un proceso paulatino, en la medida de cumplir con mejorar las condiciones será la medida en la que podamos ver que un 100% de la industria minera en este país está teniendo grados de sustentabilidad. Ademas de los análisis en derechos humanos y la forma en que las empresas se vinculan con las comunidades de las cuales forman parte y tienen vecindad con ellas.

Comparativamente con otros países, tenemos en México una normatividad minera sobre impacto ambiental, acorde a lo que necesitamos como sociedad y lo que requiere el sector? 

La industria minera está extraordinariamente regulada; de hecho, se han realizado estudios a nivel mundial sobre el tema y es de llamar la atención saber que México es uno de los países que mayor cantidad de regulación minera tiene. El problema desde mi punto de vista no es el cumplimiento o incumplimiento, sino que tan eficaz es la norma para regular y que tan eficiente para lograr un cumplimiento al 100%, es decir, cuánto cuesta. Eficacia es del orden jurídico y eficiencia es del económico, entonces, una norma es eficaz si el sujeto al que está obligado a cumplirla cuenta con las condiciones necesarias para acatar dicha norma. Vaya un ejemplo, supongamos que la normatividad determine hacer un depósito de jales con la más alta tecnología que hay en el mercado; tal vez no haya problema para la gran minería, pero para un pequeño o mediano minero será muy difícil cumplir con dicha normatividad. Me explico, para dicho sector de la industria esa norma no sería eficaz desde el punto de vista jurídico y desde el punto de vista económico va a ser absolutamente ineficiente porque al final del día sale más barato incumplir la norma y pagar la multa correspondiente.

El problema en México es que la regulación se hace (no siempre, pero sí en muchos casos) sin un conocimiento previo de las condiciones socio ambientales, técnicas, científicas y tecnológicas que se requieren para crear una norma lo suficientemente eficaz.

Adicionalmente, de toda la vida, el Estado mexicano está muy acostumbrado a victimizar a una de las partes en los procesos. Existen casos de empresas mineras que, no obstante que no van a impactar negativamente a las comunidades indigenas en la zona, ademas de ofrecer programas de gestión social a favor de los indígenas, sin embargo, los proyectos mineros no “ven la luz” debido a una serie de patrones de conducta que terminaron en un interés económico muy fuerte, más allá del cumplimiento de la ley. Y finalmente, las inversiones sociales no se realizan; evidentemente quien pierde es México, la industria minera, la empresa y por supuesto, el pueblo indígena que terminó siendo manipulado por organizaciones y personas con intereses políticos. Como esos caso vemos muchos. Y encontramos que el líder o lidereza del movimiento contra minero utiliza el conflicto para tener reflectores y lanzarse a candidaturas políticas.

Mi conclusión es que si bien la regulación es suficiente en cantidad, en cuanto a la calidad habría que hacer reformas muy importantes porque a las personas se les olvida que los recursos minerales son propiedad de la nación, es decir, de todos los mexicanos. Entonces, el estado tendría que tener preeminencia, sobre los derechos humanos y sobre los recursos minerales.

Está de acuerdo cuando se afirma que la mayoría de las normas están dirigidas al control de los efectos y no a la corrección de las causas?

En principio, me parece muy compleja la respuesta. Entramos a un tema de eficiencia y eficacia jurídica, sin mencionar las formas de creación del derecho en este país. En todo el mundo las normas se crean a posteriori, primero se genera el hecho humano y de las consecuencias se genera la norma. Simplemente en materia ambiental, habría que imaginar hechos científicos, que a la larga son hipótesis científicas que no están comprobadas y por ende, al querer regular se cometerían errores muy graves.

Sobre el tema habría que tener un buen debate sobre cuándo es el momento adecuado de regular la minería, si es a posteriori o es a priori.  

De parte de algunos organismos privados como Fundar, ha habido ciertos señalamientos sobre opacidad en el sector minero, desde la falta de acceso público a los contratos, concesiones y permisos concedidos por el gobierno federal y a los reportes sobre los daños al medio ambiente, qué opina al respecto?

De manera rotunda digo que eso no es verdad. El problema es aprender a preguntar e investigar. Uno de los grandes problemas que existe en el tema de la impunidad son asociaciones como Fundar, que basan sus argumentos en lo que ellos creen que debe de ser. México acaba de firmar un instrumento internacional de muchísimo peso y de enorme alcance, que es el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, ESCAZÚ, como un instrumento más para el acceso a la información y el poder que tienen los ciudadanos de participar en las decisiones que las autoridades vayan a tomar respecto a un asunto en específico. 

Por tanto, hoy México tiene herramientas y mecanismos necesarios para acceder a los procesos de información; toda la información que genera el gobierno es  pública, la excepción es que la cataloguen como reservada o confidencial, aunque también existe el acceso a la justicia para efectos de poder demandar porqué está catalogada de esa manera. Ejemplo de ello es la informacion que varias autoridades publican en sus páginas, recordemos el mapa que despliega las zonas mineras concesionadas, y los nombres de los propietarios, las áreas naturales protegidas, zonas indígenas, etc.

Ahora, lo único que puedo agregar es que al día de hoy no existe la misma calidad de información, es grave el rezago de información que actualmente tienen las autoridades, tenemos datos máximo hasta 2018 y en este sentido hace falta que la autoridad haga lo propio para sistematizar la información y ponerla a disposición del público.

De acuerdo al  Índice de la Gobernanza de los Recursos Naturales (IGR 2019), el Informe de Evaluación Intermedia  2019 en México indica que la calificación general del sector minero fue de 58 puntos sobre 100, lo que constituye una caída de tres puntos respecto a la calificación del país en el IGR 2017….. que significa lo anterior? es relevante para el sector?  Lo perjudica?

Es muy relevante para el sector si se considera que el concepto de gobernanza  es el concepto más amplio de ejercicio del poder, no sólo del Estado sino de los ciudadanos y de las partes involucradas en la gobernanza, como son la empresa, el gobierno, la sociedad, es decir, todos. No podemos hablar de gobernanza de los recursos naturales si no se implica a todos, es grave que se caiga la gobernanza porque quiere decir que no hay participación suficiente de todos los sectores, entonces, es natural que se desgobierne.

La consecuencia de la falta de Gobernanza Ambiental es que existen muchísimas más trabas por desconocimiento de las autoridades, van a ser más caras las inversiones en materia ambiental, en biodiversidad, en materia de compliance; el tema de la gobernanza sin duda repercutirá en el rubro económico.

Lo que me preocupa del sector es que yo lo veo un poco aislado, en la minería saben que son un sector muy importante y es cierto, pero también lo es que forma parte de una serie de procesos dentro de un país, y aunque hay cierta participación creo que no es la suficiente. Por dar un ejemplo, menciono el Protocolo de Nagoya sobre acceso a recursos genéticos, este obliga a hacer un convenio con las personas que viven en el lugar (y si son indígenas más), que se les informe de los procesos que se realizarán, que se les partícipe de las ganancias del recurso genético que va a obtener. Es probable  que se piense que la minería no tiene nada que ver con Nagoya, sin embargo, recordemos que en el mismo lugar en el que se encuentra la biodiversidad, se encuentran los recursos genéticos y ahí mismo existe minería. Por ende, en los procesos industriales que conllevan temas socio ambiantales se deben lograr acuerdos entre todas las partes involucradas.

Respecto al Protocolo de Nagoya, la minería podría participar ampliamente elaborando programas y sub-programas de gestión social que impliquen el apoyo a las personas que tienen recursos genéticos en sus tierras, siembran, realizan prácticas de medicina tradicional y no han recibido apoyo alguno en capacitación, en representación y en facilidades para saber cómo acceden a los beneficios económicos derivados de la utilización de dichos recursos genéticos. Ese es un claro ejemplo de gobernanza de la Biodiversidad. Uno de los problemas que existe en el sector, es que éste atiende sólo el tema minero per se, e insisto, hay muchos temas que son transversales, que tendrían que considerarse en las tomas de decisiones de los más altos niveles en los corporativos mineros. Ese podría ser un primer diagnóstico, en cuánto tiempo y cuándo la minería se involucrará en temas que vayan mas allá del beneficio del mineral. Tomar la decisión de hacerlo si bien es responsabilidad de todos como sociedad, corresponde a la industria minera dar el primer paso.

Actualmente, se tienen detenidas dos iniciativas de la Ley General de Consulta. Por qué ha pasado tanto tiempo y aún no se cuenta con esta ley que es básica para el sector? 

Actualmente, se encuentra en el senado la Ley presentada por diversos diputados, la mayoría del partido en el poder, misma que ya fue aprobada en la Cámara, falta la apobación en el Senado y es ahí donde la participación del sector tendría que estar muy bien representado para negociar lo atinente, lo que nos toca como industria. Es fundamental, que la industria minera tenga certeza, se necesita conocer las reglas del juego, cómo se va a participar, quiénes van a participar. Hasta el 2021 no ha habido un solo proceso de consulta indígena minero, y sí se han realizado consultas indígenas de la industria energética o para infraestructura carretera por ejemplo. Entonces, no debemos entrar en un estado caótico de pánico, y poner las manos en la negociación como lo ha hecho la industria en muchas mas ocasiones.

La Consulta Indígena es un derecho humano que debe garantizar el Estado mexicano y por supuesto, corresponde al mismo llevarla a cabo. En este punto cabría preguntar por qué no se ha hecho ninguna consulta sobre los proyectos mineros. Por supuesto, habría que ser muy cuidadosos, porque si partimos del hecho que mencionaba líneas arriba sobre la victimización a ciertos polos sociales, existe el riesgo que el gobierno pretenda consultar, fuera de la ley, todos los proyectos industriales que se le presentan, convirtiendo el proceso de consultas a modo en un verdadero caos. La consulta a pueblos, comunidades indígenas y afrodescendientes debería realizarse hasta que se presenta el cambio de uso del suelo y/o la consiguiente manifestación de impacto ambiental para la explotación y beneficio, no podría ser antes porque no se ha generado un daño y además ya existe un vínculo de las personas que viven en las tierras donde se explora y se pretende explotar. 

En la mayoría de los casos las comunidades establecen relaciones contractuales y otorgan su consentimiento para que se realicen barrenos en sus predios. Es un tema económico, es decir, el hecho de que ya exista un vínculo relacional entre las partes mediante un instrumento jurídico, un contrato, un convenio de cualquier naturaleza, para la compra venta, arrendamiento, servidumbre de paso, etc. significa que hay un consentimiento, entonces no aplica, sería necesario consultar cuando ya se llegaron a acuerdos. En este caso lo más importante es cumplir con los acuerdos para que no existan conflictos posteriores, o por lo menos queden antecedentes positivos.

Por supuesto, la situación cambia si resulta que el predio donde se construirán los terreros, el depósito de jales o las presas de lixiviación por mencionar algunos, está a escasos metros de la población o es sitio de paso o peregrinación de un pueblo indígena; en este punto, es muy clara la importancia que reviste el tema de la consulta, que finalmente no es otra cosa que procesos de negociación para llegar a acuerdos que satisfagan a todas las partes.

Hoy en día México ocupa el segundo lugar en América Latina (después de Perú) en conflictos socio-ambientales que tienen que ver con minería y el tema de energía básicamente. Sin embargo, debo decir con toda honestidad que dichos conflictos están mas vinculados a la creación de argumentos, no importa si son falaces, si son mentirosos, se crean manipulaciones de masas para que las comunidades estén en contra de los procesos mineros y ahí es donde ha faltado la aplicación del estado de derecho. Sin ir más lejos, tenemos un caso en el norte del país, cierran la planta cervecera propiedad de Constellation Brands a pesar de contar con todos los permisos oficiales para operar. Definitivamente, la población no puede decidir si una empresa produce o no, porque no es materia de decisión de la sociedad, la prohibió el estado mexicano porque hizo una consulta inexistente legalmente hablando. Aquí el estado de derecho falla, es por lo que afirmo que los conflictos socio ambientales están enmarcados en un halo de formas de argumentar a favor, puede ser de los derechos humanos, del medio ambiente, etc. Desgraciadamente, México se encuentra preso en los argumentos ideológicos de unos cuantos, que reunidos conforman manadas de mentiras y falsas visiones.

Tengo un caso específico y muy interesante para ilustrar lo anterior. Habitantes de una comunidad se quejan de que una minera contamina un río cercano porque arroja residuos; después de realizar numerosos estudios técnico – científicos, se demostró que el río estaba contaminado porque la población lo ha utilizado como basurero, incluido descargas de aguas negras. Al final, la empresa minera ofrece un programa de gestión social para limpiar el río, el conflicto se soluciona y los tres o cuatro líderes que encabezaron la protesta terminan postulándose a cargos en el municipio.

La minería debe ser parte de la solución, no principio del problema y cuando se logre comprender, las cosas podrían cambiar, el sector debe abrirse a un mundo globalizado y a una sociedad cada vez más participativa. 

Dados los resultados de las pasadas elecciones y la integración de la nueva legislatura en la que no se contarán con los votos suficientes de ningún partido para impulsar reformas constitucionales, cómo impacta lo anterior al sector minero?

Indudablemente, nos viene muy bien que por la actual conformación de la cámara baja no puedan aprobarse las reformas propuestas desde el ejecutivo. Aquí, quiero ser muy puntual al señalar la trascendencia de todo este movimiento porque no se pueden hacer reformas al dedazo y con una pluma. La Constitución es lo único que puede salvar efectivamente a cualquier país, es el andamiaje más importante que se tiene porque dicta desde la forma de gobierno hasta los principios rectores que hacen a un país lo que es. El reconocimiento de los derechos de los gobernados ha significado la victoria de las batallas históricas mas cruentas que este país ha librado. Hoy México, es un Estado Constitucional de Derecho, aunque muchas autoridades no lo sepan..

Como es sabido, desde que se dieron a conocer esas reformas, específicamente la Ley de la Industria Eléctrica, de parte del sector minero se promovieron varios amparos porque esa Ley es absolutamente  inconstitucional y la corte se pronunció al respecto suspendiéndola de forma definitiva. Será muy complejo que llegue a feliz término una reforma constitucional, cuando no se tiene la mayoría calificada. Lo único que podemos esperar es que impere la justicia, la razón y el amor al país antes de los intereses políticos y las dádivas económicas.

Quien puede meter mano a la constitución tiene una responsabilidad brutal y tan es así que es necesaria la mayoría de los congresos de los estados para hacerlo. La buena noticia es que al día de hoy no se puede hacer ninguna reforma, aunque tampoco podemos echar fanfarrias por los resultados del proceso electoral ya que todo puede cambiar. Siempre hay intereses políticos en juego y una alianza de partidos podría conseguir en el futuro la mayoría que se necesita para las reformas. 

Lo anterior significa que en el sector minero hay mucho trabajo por hacer, se debe estar muy atentos a la operación legislativa día a día. En este sentido, me parece que tendría que haber una cabeza de sector que pudiese cabildear, el sector minero debe estar en los procesos de negociación para lograr regulaciones eficaces, leyes eficientes y aplicables a la industria, aunque por ahora desconozco si se está haciendo algo al respecto.

Finalmente, sólo quiero subrayar algo que me parece fundamental: Las empresas mineras tienen que invertir de manera urgente en la adopción de la cultura del compliance que ya es una realidad esta necesidad. Hoy en día los problemas más graves que tiene la industria son en su mayor parte socio ambientales. Las empresas del sector minero deben coadyuvar en la  garantía de los derechos de las comunidades aledañas a sus operaciones y al mismo tiempo, establecer una relación cercana con las autoridades en la materia y mostrar el cumplimiento que se está haciendo en la parte ambiental, de derechos humanos, de relacionamiento comunitario. Las empresas pueden mostrar y transparentar toda su operación sustentable en la que se ha trabajado desde hace ya algún tiempo. Es preciso que las autoridades se pronuncien al respecto, reconozcan los esfuerzos que son evidentes en cuanto a la buena manera de hacer minería, también en lo que respecta a lo amigables que son las nuevas tecnologías con el medio ambiente. Las mejores prácticas deben ser reconocidas  no sólo por el sector, sino por la sociedad en su conjunto.

LA ENTREVISTA

Ana María González Herrera

Presidenta WIM, Capítulo México

Los mayores logros del WIM capítulo México a pocos años de su creación?

Originalmente, Women in Mining (WIM) nace en Inglaterra y en México se crea en el año 2017. Han sido 5 años de trabajo constante y muy productivos. En principio, este organismo busca impulsar iniciativas que promuevan la equidad de oportunidades y condiciones laborales de las mujeres en la industria minera de México. Al mismo tiempo, buscamos visibilizar el trabajo que realizan las mujeres día a día y desde las diferentes trincheras, desde un cargo administrativo, pasando por las operaciones en la mina y hasta niveles gerenciales o directivos. En WIM buscamos que las mujeres se crean que pueden realizar cualquier actividad, que cuentan con las capacidades y habilidades para llegar hasta donde su ingenio, inteligencia y creatividad les permita.

En México, más de 57 mil mujeres participan en el sector minero pero apenas un 13.9% de las posiciones técnicas son ocupadas por mujeres. 

Actualmente, en WIM capítulo México tenemos 11 distritos, empezamos con Sonora, Zacatecas, Durango, Sinaloa, Chihuahua y se han incorporado también Coahuila Guerrero y Pachuca, entre otros. Puedo decir que hemos crecido de forma significativa, a la fecha contamos con una membresía aproximada de 200 socias y el número sigue creciendo ya que existe gran interés por conocer lo que hacemos. Cuando me preguntan que se requiere para pertenecer a WIM les contesto que es muy sencillo, sólo tienen que acercarse, no se necesita forzosamente una profesión en alguna de las disciplinas de Ciencias de la Tierra; en este sentido, puedo afirmar que somos una Asociación de Mujeres en pro de una minería con las mejores prácticas en materia de sustentabilidad.

Cuáles han sido las líneas de trabajo desde que tomaste el cargo de Presidenta en el 2019?

En cierto modo la pandemia causada por el Covid-19 modificó la agenda y la forma de trabajar. Inicialmente, queríamos conocer de forma presencial los proyectos operativos en las diferentes mineras, compartir soluciones a problemáticas en común, conjuntar una especie de experiencias, en fin, había muchos proyectos. Sin embargo, es cierto que las crisis son también una fuente de oportunidades y en este caso tuvimos que utilizar de lleno las nuevas tecnologías, fue así que el internet y las reuniones virtuales se volvieron indispensables para realizar nuestro trabajo. De forma periódica, se han programado webinarts en las que se han abordados temas de gran actualidad a cargo de reconocidas especialistas y expertos en la materia. Por su relevancia, destacan entre otras las siguientes: “No son micro: machismos cotidianos”, “La Mujer y la ciencia. Desmontando estereotipos de género” y “Postulación paritaria en gubernaturas a renovarse en 2021”, entre otras.

Como resultado de lo anterior tuvimos un mayor acercamiento entre las socias, las reuniones virtuales nos permitieron conocernos de una forma más profunda y aprendimos de las experiencias en grupo. Debo decir que todo el proceso ha sido un aprendizaje continuo y a la vez, muy satisfactorio.

Con una vasta trayectoria profesional, cuáles dirías que han sido los principales cambios en el ámbito laboral para las mujeres en el sector minero?

En retrospectiva, puedo decir que han sido cambios muy importantes, cuando yo empecé a laborar en la industria minera prácticamente todas las plazas que había para las mujeres estaban en las áreas administrativas, había muy pocas profesionistas en campo o en algunas de las áreas de Ciencias de la Tierra. Hoy en día las mujeres ocupan cargos como Country Manager, jefa del área de explosivos, directoras o gerentes de área, supervisoras, etc.

Creo recordar que en la década del 2000 la brecha generacional que existía con la elección de carreras que hacían las mujeres se abrió y de pronto había un número importante de mujeres jóvenes estudiando ingenierías; empresas importantes como Grupo Peñoles o Grupo México, por mencionar sólo algunas, contrataban a estas chicas aún sin terminar la carrera.

Personalmente, es un orgullo saber que en la actualidad muchísimas mujeres están estudiando alguna ingeniería, tenemos arquitectas construyendo presas, chicas manejando yunques o equipo de más de 100 toneladas, hay mujeres a cargo de manejar los explosivos, mujeres ecologistas o ambientalistas, químicas metalurgistas, etc.

Para las mujeres en general cuáles han sido los principales obstáculos en el sector?

Aunque hablo de manera generalizada, siento que México sigue siendo un país en el que predomina el machismo. Si bien esta situación ha cambiado -relativamente- aunado a que las circunstancias ahora son diferentes, todavía hay reticencias en las comunidades o ejidos de comisariados ejidales que se resisten a establecer un diálogo de pares con una mujer. Todo esto por supuesto, forma parte de una cultura, de una idiosincrasia, así fuimos educados. Entonces, es una lucha constante por validar el trabajo que realizamos. Afortunadamente, hoy en día las chicas ya optan por estudiar ingenierías y disciplinas que antes eran predominantemente masculinas, todo esto conlleva a una mayor demanda por plazas en las que el género ya no es en principio, un obstáculo infranqueable. 

Cuál ha sido la respuesta de las empresas ante WIM? Se han interesado por el trabajo que realizan?

Sí, definitivamente, existe un gran interés por la agrupación. Se han acercado chicas provenientes de mineras como Endeavour Silver, First Majestic, Adularia, también de empresas proveedoras como Explosivos Oviedo, de las diferentes dependencias del sector público, etc.

Es importante mencionar el convenio de colaboración que se tiene con la Cámara Minera de México (Camimex), ya que entre los principales objetivos destacan: Elaborar registros estadísticos desagregados por sexo, tipo y tamaño del centro de trabajo; elaborar un registro de buenas prácticas en igualdad laboral y no discriminación por género de los centros de trabajo; y desarrollar conjuntamente una campaña de difusión y capacitación de la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación al interior de la “CAMIMEX.

Al respecto, se ha trabajado en depurar las estadísticas y registros, algunas metas se han cumplido satisfactoriamente y estamos contemplando renovar dicho Convenio a fin de contar con la información más precisa posible del sector.

Algunas voces -incluso femeninas- cuestionan que en WIM se busque más que una equidad o igualdad, una cuota de género, que dices al respecto?

Es un hecho que sobre el tema hay muchas opiniones y todas son válidas y respetables. WIM es un organismo incluyente y desde mi perspectiva, yo creo que hombres y mujeres tenemos el mismo potencial para desarrollar cualquier trabajo. No estamos compitiendo con ellos para quitar plazas ni nada parecido, antes bien, creo que nuestras diferencias son nuestras fortalezas precisamente.

A mi me gusta ver el trabajo de la mujer en este sector como un apoyo o complemento, es una aportación de talento y capacidad en beneficio de una industria que ha dado tanto al país a lo largo de la historia.

Cómo visualizas al WIM en un futuro cercano?

Sobre todo, plenamente consolidado. Veo un WIM integrado por cientos de mujeres jóvenes, participando de lleno en todas las actividades del organismo, aportando su conocimiento y experiencia de vida.

Con 28 años de trayectoria profesional, cuáles consideras que han sido los cambios más importantes en el sector?

Sin lugar a dudas, han sido muchos y la mayoría de ellos positivos. A diferencia de hace ya muchos años, hoy en día existe una conciencia por la forma en la que impactamos al medio ambiente y en ese sentido los avances han sido inmensos. En la actualidad trabajamos para hacer una minería sustentable, comprometida con las mejores prácticas. 

La importancia que se da ahora a las relaciones comunitarias es uno de los pilares en los que descansa esta industria. Es un hecho que la mayoría de las empresas mineras cuentan con gente especializada en el tema y en mi caso específicamente, se ha hecho una labor sobre todo de comunicación, de informar a las comunidades o pueblos indígenas en que consiste nuestro trabajo. Nos ha tocado ver de cerca las condiciones increiblemente malas en las que viven y nos hemos dado a la tarea de apoyarlos, por ejemplo, se ha creado una infraestructura importante de caminos, red eléctrica, agua o servicios básicos de salud y educación por mencionar los más importantes.

Además, quiero decir que todo este acercamiento con las comunidades ha servido a la vez para contrarrestar los ataques que realizan ciertos organismos no gubernamentales a la minería. Han sido campañas sin fundamento y con un gran desconocimiento de lo que es el sector minero, aunque afortunadamente, ahora los propios pobladores cuentan con información de primera mano de lo que en realidad hace esta industria.

Cuáles son las perspectivas en el mediano plazo para la industria minera en México?

Creo que es difícil aventurarse a dar pronósticos porque la situación de la minería es diferente en cada país, las condiciones y circunstancias no son iguales de una región a otra. Sin embargo, soy optimista en lo que concierne a la minería en México y explico el porqué. Somos un país con una tradición minera muy arraigada, tenemos años trabajando en una actividad que es muy noble y nos ha dado siglos de crecimiento y desarrollo económico y social. La minería es un sector que beneficia no sólo a los empresarios o a quienes dependemos de forma directa o indirecta de ella. En la compleja cadena de valor, la minería beneficia a la sociedad en general y esto es lo que debemos transmitir a nuestros gobernantes, que se entienda que la minería es el principio de cualquier desarrollo humano.

Principales retos de la minería?

Aunque no sea el más importante, destaco la comunicación. Tenemos que ser capaces de comunicar en los diversos foros el valor de la minería. Quienes estamos dentro del sector ya lo sabemos pero necesitamos permear hacia fuera todo el conocimiento y valor de nuestra industria y en este sentido creo que el camino es todavía muy largo.

Todas las empresas tenemos una lista de proyectos que no fue posible concretar, en parte por ese desconocimiento de los diversos actores. Hace algunos años trabajando para otra empresa, colaboré en un proyecto minero muy interesante en el estado de Morelos. Como marca la normatividad establecida, se obtuvieron todos los permisos, se hicieron los trabajos de campo, los diferentes estudios, se estableció contacto con los municipios aledaños, en fin, se siguió un procedimiento muy claro y específico. Todo estaba listo para arrancar operaciones y al final, después de muchas demoras, el proyecto se canceló de forma definitiva y a la fecha sigue detenido.

Aquí quiero decir que en el área del proyecto había rastros de vestigios arqueológicos y el Instituto Nacional de Antropología e Historia ya había marcado dichos terrenos, los que no serían afectados por ninguna de las operaciones, sin embargo, todo el proyecto se detuvo y con ello se canceló la oportunidad de detonar un polo de desarrollo.

Por lo anterior, insisto en que nos hace falta mejorar nuestra estrategia de comunicación, tenemos que ser capaces de convencer no sólo a las autoridades, sino a la sociedad en general sobre los beneficios de la minería.

Adicionalmente, existe inquietud en el sector por la desaparición del Fondo Minero (creado para elevar la calidad de vida de los habitantes en las zonas de extracción minera), y aunque debo decir que inicialmente causó cierta confusión porque vimos una duplicidad con lo que las empresas ya hacían en las comunidades, a la larga se convirtió en un gran atractivo porque gracias al fondo se construyeron caminos, carreteras, represas, hubo energía eléctrica, etc. Los municipios o comunidades ya esperaban el recurso y sabían que lo recibirían para utilizarlo en lo que ellos consideraban prioritario; ahora, aunque las mineras siguen pagando ese impuesto adicional del 7.5 %, el recurso será manejado directamente desde la federación, dejando a los municipios sin ese incentivo.

Cómo ha sido la experiencia de ser la primera Country Manager en México?

Independientemente del trabajo que he realizado, siento que he sido muy afortunada y he estado en los lugares exactos y en los mejores momentos. No soy minera de profesión y desde siempre me impuse la tarea de aprender. Cuando era muy joven trabajaba en una empresa minera, aunque por supuesto no en el área operativa, realizaba muchos viajes de trabajo a diversas comunidades y leía todo el tiempo sobre temas mineros, bueno, inclusive aprendí a muestrear con mis compañeros ingenieros. Yo creo que en ese tiempo fue cuando descubrí que la minería no era sólo una opción laboral, sino una oportunidad para conocer de cerca el entorno que nos rodea. Hoy después de muchos años en el sector puedo decir que la minería te enamora y el aprendizaje no termina nunca.

Cuáles son tus retos profesionales?

A grandes rasgos, puedo decir que estoy plenamente satisfecha con el trabajo que he realizado en esta industria a lo largo de 28 años y aunque llegué de forma incidental al sector porque no soy ingeniera, en el camino aprendí lo que un colega decía: “Los puestos no te hacen, tú haces los puestos”.

Creo que un reto es seguir siendo parte de esta industria, quiero continuar trabajando de la manera como lo he hecho hasta ahora, con entusiasmo, con dedicación y muy consciente que la minería seguirá contribuyendo al desarrollo y crecimiento de este país como lo ha hecho por cientos de años.

La Entrevista

M.C. Armando E. Alatorre

Presidente del Colegio de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México

Cómo resumiría los dos años anteriores al frente del Colegio?

Lo definiría sobre todo como una consolidación. En el Colegio se empezó a trabajar desde hace algun tiempo en varios frentes y creo que el mayor logro en estos años ha sido conseguir una mayor permanencia de los socios; esta última elección confirma sin lugar a dudas lo anterior, por ejemplo, en el 2015 sólo algunos ingenieros tenían la calidad de socios con la antigüedad adecuada y todo lo necesario conforme a estatutos para ser electos a la directiva nacional; en la pasada elección ya éramos 87. Si bien debo decir que el número total  de colegiados no se ha incrementado de forma notoria si hemos logrado mantener el mayor número de gente y disminuir de manera considerable la entrada y salida de socios. Lo dicho, la permanencia como miembros colegiados ha sido el logro de un objetivo gracias al trabajo constante y dedicado de los socios.

Por otro lado, en estos dos últimos años avanzamos en varios rubros y queremos seguir fortaleciendo ese trabajo. Por ejemplo, en el apartado de socios, logramos casi duplicar el número de socios; eran 49 hace dos años (con una sola ingeniera), ahora fueron 85 (con siete mujeres); también con las ingenieras con derecho a voto tuvimos un incremento de 33 por ciento.

Estos cambios en los socios, ayudaron, por lo menos parcialmente, a que hubiera una votación entre dos planillas, cosa que no se veía desde hace tres elecciones (6 años).

Fueron suficientes dos años de gestión para lograr los objetivos de trabajo planteados por su directiva?

Creo que no; la pandemia frenó muchas cosas, nos obligó a detener todas las actividades por algún tiempo y en parte, ese también fue el motivo de buscar la elección nuevamente, a fin de dar continuidad y terminar el trabajo que nos habíamos propuesto al inicio de la gestión.

Cómo ha sido el trabajo en condiciones de pandemia?

Todo ha sido vía remota absolutamente. Hace algunas semanas se realizó una Asamblea General y quiero decir que hubo más quórum vía Zoom que de forma presencial, incluso gente de otras ciudades se conectó y participó en la reunión. 

Creo que en el futuro la cosas van a cambiar y de tener sesiones presenciales, se trabajará en una modalidad híbrida, lo que será una oportunidad para que los colegiados participen de forma más activa, sin restricciones por su ubicación geográfica.

Qué es lo más destacado de su progama de trabajo para el actual periodo?

Como directiva tenemos varias tareas aún por realizar, destaca entre otras el tema de la certificación internacional de nuestros ingenieros, para lograrlo, buscamos  conseguir la afiliación ante el Committee for Mineral Reserves International Reporting Standards (CRIRSCO), y en septiembre pasado el Colegio presentó ante dicho comité su carta de intención. Eventualmente, buscamos desarrollar un sistema mexicano parecido a lo que tienen en Canadá con su NI 43 -101 o lo que tiene Australia con su JORC, queremos sumarnos a ese Comité y su grupo de 14 países que ya cuentan con un sistema establecido.

CRIRSCO es un comité internacional que define los estándares que deben seguir los sistemas en cada país para tener reportes confiables de recursos, de reservas hacia el mundo exterior, hacia los inversionistas. Eso incluye,como parte fundamental del sistema la certificación de Competent Person (conforme CRIRISCO), en Canadá es más conocido como Qualified Person, esto es, tener a los ingenieron con la experiencia y sobre todo, con la ética necesaria para elaborar y /o revisar dichos reportes.

En este sentido, debo subrayar la importancia que reviste lograr un sistema de este tipo. Es imprescindible sumarnos a lo que hacen ya desde hace varios años las principales potencias mineras en el mundo. En México no se ha establecido un estándar propio y lo que se hace en este momento, es seguir como ejemplo las prácticas canadienses o las australianas.  

Y cuál es la situación en países tradicionalmente mineros en América Latina como Chile o Perú por señalar algunos?

Chile, Brasil y Colombia ya tienen un sistema bajo este comité, el más nuevo es Colombia que se incorporó en el 2019. Perú y Ecuador iniciaron el proceso antes que nosotros por lo que es muy posible que obtengan primero su ingreso. Otros países que ya cuentan con su incorporación son Canadá, Australia, Indonesia, Estados Unidos, la Unión Europea (como región en lugar de países),Turquía, India, Sudáfrica, Mongolia, Kazajistán, Rusia,Colombia, Brasil y Chile.

A que atribuye la membresia tan dispar que hay entre los socios que integran la AIMMGM y los que forman parte del CIMMGM?

Hay una diferencia sustancial entre la Asociación y el Colegio y esto se debe a las características legales de cada organismo. La ley de profesiones nos obliga a limitar las diferentes disciplinas. En el Colegio pueden participar única y exclusivamente, geólogos, mineros y metalurgistas. En la Asociación, en cambio, existe la categoría de afiliados a la que pueden acceder ingenieros de otras profesiones, además geofísicos, químicos, licenciados estudiantes y una larga lista de cualquier persona relacionada con la industria.

Otro de los requisitos que nos impone la ley de profesiones para pertenecer al Colegio es que nuestros miembros cuenten con el título y la cédula profesional. En este sentido, hemos implementado desde hace tres años la modalidad de invitar a unirse al Colegio a los estudiantes que presentan su examen profesional; son aceptados en el entendido que el título tardará todavía varios meses en salir. Esta modalidad buscamos impulsarla de manera importante en los próximos dos años en los estados que cuentan con unversidades o instituciones de nivel superior y que imparten las disciplinas de Ciencias de la Tierra, como son Zacatecas, Chihuahua, Sonora, Nuevo León y Guanajuato, por citar algunas.

Cuál es el incentivo de ser miembro del CIMMGM?

En realidad, necesitamos unirnos para crecer como profesionistas, como industria. Buscamos transmitir que el Colegio puede ser tan grande como cada socio quiere que lo sea. En el Colegio invitamos a participar, a sumarse a los distintos proyectos para trabajar en un fin común. El Colegio y la AIMMGM son organismos que interactúan en una simbiosis para crecer de forma conjunta y alcanzar los objetivos de crecimiento y desarrollo gremial.

Hoy en día hay mucha y muy buena comunicación con la Asociación, compartimos la misma postura en temas fundamentales para el sector como fue en su momento la declaración de la minería como industria esencial. Creo que en este momento la relación Asociación-Colegio es una de las mejores que ha habido posiblemente en muchos años.

Adicionalmente, mantenemos también una relación muy cercana con todos los actores del medio, como Cámara Minera de México, los Clústers Mineros, por citar algunos.

Se ha incrementado la participación de las ingenieras en el Colegio?

Por razones históricas, en las disciplinas de Ciencias de la Tierra se había registrado poca participación de las mujeres; ahora, es muy satisfactorio observar que esta condición ha ido cambiando gradualmente. Como ya explicaba líneas arriba, en las elecciones del 2015 no había ninguna mujer que pudiera ser parte de las planillas a elegir para el CDN porque no reunían los requisitos conforme al estatuto, y en el proceso que acaba de concluir ya eran 9 mujeres y 4 de ellas estaban incluidas en ambas planillas. Y aunque el número de mujeres no es todavía lo que se desearía, su participación se ha afianzado a lo largo de los últimos 6 años aproximadamente.

Actualmente, el CIMMGM es un organismo consolidado? Es una referencia en el sector? 

Totalmente; sin embargo, necesitamos seguir trabajando, siempre hay espacio para crecer, ampliar y modificar las cosas que se están haciendo. Algo importante que quiero destacar es la presencia constante que hemos tenido los últimos dos años en los medios de comunicación. El trabajo realizado ha sido a través de publicaciones y comunicados, utilizando sobre todo los canales electrónicos. Hemos dado a conocer nuestra opinión en las diferentes cámaras sobre las iniciativas de ley que están generando los legisladores (algunas es bien sabido, carentes de fundamento alguno). 

Me parece fundamental que los cuerpos legislativos conozcan quienes somos y conozcan a la vez nuestro trabajo. En teoría, la ley de profesiones establece que los Colegios de cualquier profesión somos órganos consultores del gobierno en todos los sentidos, y en la práctica no se ha dado o se dejó de hacer en algún momento. Lo que necesitamos hacer ahora es emitir nuestras opiniones y hacerlas llegar a los diferentes órdenes de gobierno y no esperar a que tengan la voluntad de preguntarnos. Y esto va no sólo para el CIMMGM sino para todos los colegios de profesionistas en México.

Cuáles son los retos a futuro para el CIMMGM? 

Concluir el proceso de certificación del CRIRSCO, es imprescindible tener una norma, un estándar mexicano. Es básico contar con profesionistas competentes, reconocidos a nivel internacional, esto nos ubicaría profesionalmente en una posición muy relevante en la minería. De lograrlo, todos nuestros ingenieros podrían participar en un plano global de excelencia.

A la luz de la actual crisis debido a la pandemia, cuáles diría usted que son los efectos que se observarán en el corto y mediano plazo en la industria minera?

En todo el mundo, esta pandemia cambió la forma de ver y de hacer las cosas en muchos sentidos. Un punto destacado para el sector es que la sociedad en su conjunto (en todo el mundo) se diera cuenta que la industria minera es esencial para mantener a otras industrias trabajando. Lo anterior nos ayuda a mantener la actividad en óptimos niveles de funcionamiento; los controles de sanidad se suman ahora a los controles de seguridad que ya están muy bien implementados en la industria minera en México; sólo es sumar otros elementos, y las empresas los están absorbiendo muy bien, precisamente porque ya existe una cultura de la seguridad, tema que desde hace ya mucho tiempo se maneja dentro y fuera de las instalaciones mineras.

Qué se puede esperar para los estudiantes que están por egresar, cuál es la problemática para ellos?

Al respecto, veo dos problemas. En la parte académica se está complicando mucho el tema de las prácticas y la asistencia a los laboratorios, que en las tres  profesiones (minería, geología y metalurgia), constituye una parte esencial del proceso de aprendizaje y formación de los alumnos. Las restricciones de viajes de salida por cuestión sanitaria nos están afectando y aún no sabemos como se va a compensar dicha falta.

El otro problema es el de la contratación, ya que las empresas han limitado el número de plazas hasta que haya más certidumbre en las diferentes operaciones. No obstante lo anterior, mi percepción es que la minería mexicana va a seguir operando y la necesidad de profesionistas jóvenes se va a mantener. Aunque sería aventurado hablar de fechas, eventualmente la minería va a regresar a su ritmo de operación normal. 

A nivel global se habla cada vez más sobre elevados niveles de automatización en diferentes industrias y la consiguiente reducción de puestos de trabajo, como afecta este tema a la industria minera? 

Me parece que un elevado nivel de automatización en la industria minera es todavía muy incipiente; si bien ya pueden hacerse algunas cosas (hay por ahí una mina manejada totalmente a control remoto en la parte de producción), eso va a pegar más por el lado de los operadores. Todavía se necesita gente en los controles de la planeación para saber hacia dónde llevar la producción día a día. 

Lo que yo creo es que los jóvenes necesitan meterse de lleno en el método de datos llamado “machine learning”, que automatiza la construcción de modelos analíticos. Lo que hacen estas herramientas tecnológicas es generar una gran cantidad de datos y ayudan a procesarlos aunque la interpretación definitivamente va a seguir estando a cargo de los ingenieros. 

Me parece que sí habrá que cambiar un poco la mentalidad, los esquemas, pero esto no necesariamente va a implicar que haya menos ingenieros.

Lo anterior, forma parte de la evolución de la tecnología en general. En la universidad se aprenden bases académicas que al salir, se aplicarán o no, pero la práctica es día a día, el aprendizaje debe incorporarse en el quehacer de cualquier profesión. 

Cuáles son sus principales satisfacciones en el ámbito profesional?

Es muy gratificante la tarea de transmitirle a los muchachos conocimientos y experiencias de una vida de trabajo en la industria minera. Adicionalmente, el aprendizaje es recíproco ya que ellos me motivan a entender su propio lenguaje, a manejar las redes sociales como herramientas invaluables en el proceso.

Definitivamente, la docencia ha sido para mí un descubrimiento fantástico, hace tiempo no lo habría pensado después de casi 40 años de trabajar en la industria, ahora, debo decir que optar por la enseñanza fue la mejor decisión que tomé hace 6 años. 

Como presidente del Colegio, creo que lo mejor está aún por venir, tenemos un gran trabajo por delante, retos que asumir; necesitamos concretar todavía muchos proyectos, para hablar realmente de verdaderos logros.

La Entrevista

Dra. Margarita Bejarano Celaya 

Directora del Clúster Minero de Sonora

Cómo se conforma un clúster minero y para qué se conforma?

Desde la política industrial o la teoría económica la figura de un clúster es el elemento que ayuda al desarrollo de algún sector en especifico. A nivel global hay muchos ejemplos; diversos grupos sectoriales se han conglomerado con el objetivo común de detonar el desarrollo económico y social, es el caso de Silicon Valley en California, el clúster de la moda en Italia, o el clúster maderero en Tijuana, etc. Un clúster es la posibilidad de un grupo de actores económicos, sociales, que se agrupan con una identidad propia, con un objetivo común. 

En nuestro caso, somos un grupo de actores relacionados con el sector minero que deciden agruparse para potencializar su sinergia y generar ambientes de aprendizaje, de crecimiento y de desarrollo. Ahora, puedo decir que aquello que surgió inicialmente como una expectativa económica de mejorar la posición en el mercado de un grupo de empresarios, ha generado también una derrama social y creado un ambiente de aprendizaje que permite a quienes se involucran en el Clúster Minero de Sonora, potencializar su vinculación y en este sentido, mejorar sus opciones de desarrollo en todos los niveles.

A cinco años de creación del Clúster Minero en Sonora. ¿Cuáles han sido los logros principales?

En principio, debo decir que somos una organización muy joven y estamos aún sentando las bases; sin embargo, hemos logrado consolidar una identidad del sector minero en Sonora. Comenzamos en el 2015 con 25 socios y a la fecha contamos con aproximadamente 200 asociados, somos el clúster minero con mayor número de afiliados; creo que el logro principal del Clúster ha sido generar un ambiente de confianza en el sector, obviamente una confianza sustentada en la transparencia, en una metodología de trabajo científica, responsable, transversal.

El Clúster Minero de Sonora se ha convertido en el primer clúster a nivel nacional y en la primera asociación minera en ser reconocida como promotora de responsabilidad-social-empresarial, y eso para nosotros es muy representativo, porque asumimos el compromiso moral de acompañar a las mineras y a los actores agremiados en su ejercicio de mantener una política de responsabilidad social, además, hemos logrado que cada vez un número mayor de empresas se sumen a dicha dinámica. Es motivo de orgullo informar que sólo en este año 40 asociados recibieron el distintivo de Empresa Socialmente Responsable.

Adicionalmente, hemos logrado también otros proyectos que son muy importantes porque han surgido del diagnóstico que los propios grupos realizan en las 6 comisiones de trabajo que integran el Clúster. Aquí, quiero mencionar la realización del 5to Foro de Minnovación, evento que ya se volvió emblemático para nosotros y que se ha constituido a nivel nacional como un espacio para hablar de temas sociales, de relaciones comunitarias, innovación, y sustentabilidad en minería.

Cada una de las comisiones que integran el Clúster tiene un área muy específica de acción; la Comisión de Formación de Capital humano está muy enfocada en la bolsa de trabajo, la Comisión de Seguridad realiza el foro de  seguridad integral en minería, la de Desarrollo de Proveedores hace encuentros de proveeduría online; a la fecha y desde que se conformó el Clúster hemos concretado 5500 citas de negocios, que se traducen en oportunidades de  negocio y desarrollo para los proveedores.

El trabajo que se realiza en el Clúster es muy dinámico y activo, con los asociados hay un diálogo permanente para apoyarlos en los temas de capacitación, entrenamiento, mejores prácticas, etc. 

Cuál es el panorama de la proveeduría de la industria minera, comparativamente con otros países de Latinoamérica, de qué tamaño es nuestro mercado?

En México contamos con una excelente proveeduría, Hermosillo particularmente, ha sido reconocida como la capital de la proveeduría minera en México. Son miles de proveedores y de ellos tenemos ahora sólo una pequeña parte de agremiados, aunque todos son reconocidos no sólo por su gran calidad, sino por una larga  tradición en minería. Por otro lado, creo que también hay una enorme oportunidad de generar mayor desarrollo de estos proveedores a fin de que puedan transitar de una modalidad básica  de proveer productos y servicios, a otra más estratégica de ofrecer soluciones puntuales al sector minero. Es sabido que mucha de la tecnología se importa y en este sentido hay también un área de expansión para los proveedores locales que se atrevan a innovar e identifiquen éstas áreas de oportunidad.

Al mismo tiempo, tenemos un sector de la proveeduría que ya está exportando. En el Clúster, proveedores locales ya participan en otros países trabajando para minas importantes; el potencial es inmenso y debe aprovecharse el talento del capital humano que históricamente se ha desarrollado en el estado.

¿Cómo defines en general tu experiencia en el sector minero hasta ocupar la Dirección General del Clúster?

En cierto modo, creo que todos los sonorenses tenemos un vínculo directo o indirecto con el sector minero, independientemente del área en la que nos desempeñemos; de hecho, el gambusinaje fue una actividad familiar en algun momento. Siento que mi formación profesional como economista me ayudó a identificar la relevancia del sector minero como una entidad económica y una estructura social global, lo estratégico de esta actividad, sus implicaciones con el desarrollo social y económico y su capacidad derramadora de recursos y beneficios. 

Antes de incursionar en el sector, estuve abocada a la academia, colaboré con algunos centros de investigación social en universidades locales y la minería siempre fue un objeto de interés en mis estudios. Al finalizar mi doctorado en ciencias sociales, me especialicé en temas sociológicos, económicos, pero más orientados a cuestiones de género y de desarrollo social. Es entonces que surge la propuesta de trabajar en el área de vinculación comunitaria de Grupo México, donde me hice  cargo de la responsabilidad comunitaria de esa empresa en Sonora. A partir de ese momento tuve la increible oportunidad de conocer el funcionamiento del sector, de vivir en comunidades mineras, como Cananea Nacozari y Esqueda y me enamoré del sector.

Después de cumplir un ciclo en Grupo México, surgió la oportunidad de arrancar los trabajos en el Clúster minero de Sonora, proyecto que se había estado planeando desde hacía varios años y que por factores diversos no se había podido concretar. Recibo la invitación de participar en ese proceso y desde el 2015 estoy a cargo de la Dirección General. Ha sido una responsabilidad que me honra y me ha llenado de satisfacción y aprendizaje.

De que forma se han afectado las operaciones del Clúster con motivo del Covid?

Yo diría que más que afectarnos nos ha dado la posibilidad de innovar de un modo que no sabíamos que podíamos hacerlo. La pandemia nos obligó a través del home office a buscar nuevas formas de comunicarnos y nos dimos cuenta que el uso de las tecnologías para trabajar pero sin reunirnos físicamente, nos facilitaba y agilizaba muchos procesos. Es el caso de Sonora, donde las unidades mineras están alejadas y se vuelve complicado una cita presencial; de pronto, transitar al medio virtual nos ha facilitado el trabajo y vemos que también la participación se ha incrementado. En el Clúster nos hemos atrevido a utilizar tecnologías que muy pocos están utilizando, como los campus virtuales, la plataforma en la que se llevó a cabo el evento Minnovación. 

Desde que comenzó la pandemia hemos estado haciendo muchos webinar, sesiones por zoom. En Minnovación trabajamos con una nueva plataforma que – prácticamente – no había sido utilizada en el sector minero en México. Es una plataforma diseñada claramente para hacer vinculación, no sólo de modo virtual, sino online; en tiempo real los participantes pueden moverse como en un videojuego con un avatar, conversar con gente. Es lo más cercano a una interacción real pero desde la seguridad de tu computadora. 

En Minnovación se presentaron conferencias, charlas, ponencias magistrales, paneles con una cartelera internacional de muy alto nivel. En el evento se logró una gran participación y no sólo de Sonora, sino de otros estados, e incluso de gente de otros países. 

Debo decir que para nosotros la pandemia ha sido un parteaguas porque encontramos la manera de estar cerca de nuestros asociados. Cuando empezó la emergencia por el tema Covid y la minería no fue considerada actividad esencial, el impacto fue muy severo para nuestros proveedores porque algunos de ellos debieron cerrar, en ese momento nos dimos a la tarea de buscar soluciones y acompañarlos en sus necesidades de vinculación; se organizaron encuentros de negocios virtuales a través del zoom y otras plataformas, se visitaron minas y se accedió a las áreas de compras y abastecimiento. Incluso, esta modalidad resultó al final del día mas eficiente ya que se ahorró en rubros como traslado, viáticos, hospedaje, etc.

El tema de la pandemia sin lugar a dudas nos ha afectado a todos de alguna forma, pero creo que en Sonora hicimos un buen trabajo, nos adaptamos a las nuevas condiciones y seguimos adelante; lo anterior creo, es sólo una muestra de la fortaleza del sector minero, somos una industria resiliente y sabemos también que las crisis traen oportunidades y debemos trabajar en ellas. 

Sonora es uno de los estados con mayor producción minera y en su territorio se desarrolla un gran número de proyectos, sobre las condiciones que tenemos actualmente en cuanto a políticas mineras o la inexistencia de políticas mineras, cómo se ve afectada la actividad en ese estado?

En realidad, el sector minero ha sido tradicionalmente incomprendido, creo que por décadas se ha carecido de políticas públicas integrales, de política económica; en general, de una política industrial que realmente sea promotora del desarrollo y sea facilitadora de la actividad minera. Identificamos claramente lo anterior si hacemos una comparación con otros países; en Chile por ejemplo, existe un ministerio de minería, y en México no sólo no tenemos una Secretaría para el sector, sino que el aparato institucional se va reduciendo, se limita y se le quitan recursos.

Lo anterior, es un reflejo de la importancia que para el sector gobierno representa la minería y obviamente son noticias muy desalentadoras porque la minería es un sector que se mueve en cadenas globales y depende también de la inversión extranjera directa para detonar; ha habido algunas medidas de política económica que han hecho que el sector haya perdido competitividad en los últimos años con relación a otros países; es el caso particularmente de la no deducibilidad en los gastos de exploración. Sonora cuenta con un enorme potencial y pasó de tener 400 – 500 proyectos de exploración a sólo 200 con este cambio en la política fiscal. El tema de la exploración no se ha recuperado a los niveles del 2010 y no vemos que haya una intención clara por dar marcha atrás a esta limitante. Las señales que se han estado mandando desde el gobierno federal para limitar, contener y de alguna manera sobreregular un sector -que de por sí es muy normado-, han marcado un estado de desconfianza generalizado y esto definitivamente, ha impactado. Debe asumirse el hecho que hay una visión de riesgo que se observa en el país para invertir en minería.

Adicionalmente, el tema de la inseguridad no se puede dejar a un lado. En Sonora, algunos municipios y regiones donde se realiza la actividad minera, constituyen un polo de desarrollo, se generan fuentes de trabajo limpias y productivas, todo esto se ha visto afectado por el crimen organizado. No existe una  política de seguridad nacional que resuelva, atienda y dé certeza. Nosotros en tanto, continuamos trabajando y perseveramos en lograr que haya un entendimiento sobre la importancia del sector y lo estratégico que es la minería para el desarrollo nacional, seguiremos pugnando para que las necesidades del sector se analicen de forma integral y esta actividad continúe siendo un detonante de la actividad económica  y de desarrollo social.

Por qué no hemos logrado transmitir después de tanto tiempo, no sólo al aparato gubernamental, sino a la sociedad en general la importancia y trascendencia que tiene esta industria?

Primero, debo decir que ha sido un lento y largo proceso de aprendizaje sobre el papel trascendental que la minería debe jugar en la participación social. Por mucho tiempo nos asumimos como un sector productivo que interiorizaba y lo hacíamos muy bien, teníamos muy clara la función de producir, de generar ambientes de trabajo seguros, productivos, eficientes en costos etc. Es decir, trabajábamos muy hacia adentro pero no comunicábamos hacia fuera.

Desde hace algunos años se identificó esta necesidad de comunicar y creo que en este sentido el sector ha sido valiente porque tradicionalmente habíamos estado amortiguando muchos golpes externos sin ninguna réplica, lo cual más que un error ha sido también un aprendizaje. Ahora, tenemos muy claro  que comunicar es también parte de nuestra función porque la minería de hoy es diferente y los retos que se enfrentan son cada vez más sociales.

Hoy, debemos adoptar un papel decisivo, tenemos que brindar a la sociedad una voz informada, profesionalizada, pero esta voz tiene que ser cálida y humana a la vez. En el pasado, cuando salíamos a comunicar lo hacíamos en términos cuantitativos, es decir, se hablaba de producción, de toneladas, de millones y de onzas, y eso era un lenguaje que no hacía click con la sociedad. Yo creo que eso ha cambiado y ahora estamos en un muy buen momento, existe una mayor apertura y canales distintos de comunicación, identificando que cada stakeholder es importante, hemos trabajado en el tema de la empatía para generar diálogo y entender las necesidades de la otra parte. Creo que todas estas acciones nos han dado la oportunidad de lograr una transformación desde adentro. De ser un sector tal vez rígido y tradicional, nos hemos abierto lentamente a las nuevas posibilidades de la diversidad, de la inclusión y la empatía.

En conclusión, nuestro discurso debe transitar de lo técnico a lo social; creo que ese es el principal desafío que la minería enfrenta, porque de alguna manera el tema técnico está muy bien manejado. La transición tecnológica ha sido realmente fabulosa y nos permite contar hoy día con una minería moderna, con una minería cada vez más compatible con el medio ambiente, con las comunidades.

Cómo vislumbras a la industria minera mexicana en el corto y mediano plazo?

Yo soy muy positiva y creo que estamos abriendo brechas, caminos diferentes para comunicar y hacer minería; en ese sentido, me entusiasma mucho saber que las nuevas asociaciones, los clústers, el WIM, las y los estudiantes de las diferentes instituciones de educación superior, vienen empujando con gran energía y traen un compromiso tan inspirador que me permite ser optimista con respecto al futuro. Tenemos que aventurarnos a ser diferentes desde la minería y esto nos puede dar la posibilidad en el mediano y largo plazo de lograr un acercamiento no sólo con las comunidades y los stakeholders, tenemos también mucho que ofrecer a las instituciones en un diálogo abierto para que la actividad sea mejor entendida, creo que vienen muchos retos por delante, pero de igual forma, estoy convencida que estamos preparados para enfrentarlos.

Cuáles serían esos retos?

La sustentabilidad en minería es un reto porque el futuro de nuestro mundo está en juego; el tema de la transición energética, la apertura a la inclusión de género con verdadera equidad para las mujeres; este tema en particular ha avanzado muy lentamente, y aunque celebro que vivamos dicha incursión, esta no garantiza plenos derechos, o total acceso de las mujeres a cualquier puesto. La discriminación salarial es un tema transversal en el país y no es privativo de la minería, pero en la medida que podamos ser un sector inclusivo seremos también un sector que afronte de mejor manera sus retos.

Otro reto importantísimo es la transición generacional, la apertura hacia las nuevas generaciones que vienen con otra visión y otra relación con la tecnología. Una tarea fundamental y que no podemos dejar de lado es el diálogo con las autoridades en el ámbito minero, debemos ser capaces de enseñarles que somos un agente de cambio para impulsar el desarrollo y crecimiento económico y social.

Finalmente, necesitamos mejorar también nuestra comunicación con las comunidades donde se alojan las operaciones mineras y esto es sin lugar a dudas una enorme  área de oportunidad. Es muy satisfactorio constatar como las empresas mineras han ido profesionalizando y generando modelos de vinculación comunitaria muy sofisticados. Puedo afirmar con toda certeza que podemos tener hoy modelos de exportación de vinculación comunitaria. El trabajo en este rubro que se ha realizado en los últimos 10 años ha sido de verdad sorprendente y todavía hay mucho por hacer.

Hace algunos años escribiste un libro sobre las condiciones laborales de la mujer … Cuáles son los cambios que ha habido desde entonces, específicamente  en el sector minero? 

Desde que lo escribí han pasado muchos años y lamentablemente las estadísticas se han movido muy poco; nos han vendido un discurso de que la mujer ya está en todo, pero realmente, si escrudiñamos la condiciones de las mujeres en los entornos aborales, nos damos cuenta que  la situación prevalece, que las mujeres están precarizadas en sus entornos, que las políticas laborales no han terminado de entender la importancia del trabajo productivo y reproductivo de la mujer. Todavía se tiene una enorme deuda con la fuerza laboral femenina en cuanto a la conciliación de la vida y el trabajo.

La incursión de la mujer en la minería ha sido muy lenta y quisiéramos ver a más mujeres participando en el sector, sin embargo el hecho de que hoy en día un 15% – 17% de la planta laboral esté conformado por mujeres es un inmenso logro para un sector tan tradicional y estructurado como el minero. Sólo por dar un ejemplo, a 100 años de creación de la Cámara Minera de México y habiendo tantas mujeres en minería tan talentosas, apenas ahora este organismo es dirigido por una y tenemos en Karen Flores, una inspiración y un ejemplo a seguir.

Se están moviendo estructuras y celebro que así sea, se han realizado cambios importantes y todos cuentan; algunas empresas ya tienen firmados compromisos de inclusión de mujeres o de aumento en sus metas de equidad y esto es muy bueno. Sin embargo, hay un reto muy fuerte en este sentido y es que la teoría ha demostrado que no se trata sólo de “agregar mujeres y punto”; para que una mujer pueda permanecer en una estructura laboral y tenga la posibilidad además de lograr una carrera ascendente, debe cambiar también la infraestructura y la cultura de la organización y eso es algo que se mueve muy lento. ¿A qué me refiero? ¿Cuántas minas y áreas administrativas cuentan con sala de lactancia?, ¿Qué políticas de conciliación y de trabajo existen? Las mujeres siguen teniendo que decidir entre trabajar o tener vida, ascender en el puesto o casarse, entre permanecer en el puesto o tener hijos, y esto es inequitativo e injusto.

Por otro lado, el tema de la violencia y acoso al interior de las empresas sigue dándose en todos los niveles, y esa es la principal limitante para que las mujeres logren hacer una carrera ascendente porque de pronto tienen que optar entre denunciar o renunciar. ¿Y qué sucede? Que la historia laboral de muchas mujeres indica estancias muy cortas en varias empresas y sin hacer carrera firme. En este sentido, tendría que revisarse la estructura que está impidiendo que las mujeres hagan carrera de largo plazo por un lado y que sea ascendente, desde el punto de vista cualitativo.

Siempre comento que una golondrina no hace verano, y que yo esté encabezando la dirección de un clúster minero no significa que la condición para el resto de las mujeres haya cambiado. Creo que trabajar en ambientes masculinizados es siempre complicado. Quienes estamos en minería somos en general personas muy resilientes, tenemos un entendimiento y  funcionamiento de la vida y de la tierra que nos acerca a ese compromiso de trabajar por un bien común.

Nos han vendido la idea de que estamos en todo y de forma muy coloquial dicen: “Cuidado, porque ya las mujeres nos están quitando el poder”. Pero en realidad, cuando se revisan las estadísticas, encontramos que ni siquiera el 1% de las mujeres ocupa cargos directivos. Lo anterior, significa que  no podemos cejar en la lucha de crear mejores condiciones y de generar además un ambiente aspiracional, para que más mujeres en minería trabajen en condiciones dignas.

Qué es lo que ha cambiado a 10 años de distancia?

Ha cambiado que somos un poco más visibles, porque justamente el hecho de que algunas mujeres ocupen hoy en día puestos directivos o de toma de decisión ha generado un entorno favorable para las mujeres y a la vez, un ambiente aspiracional para las nuevas generaciones; pero esto no necesariamente son mejores condiciones. Al respecto, siento que contar con una Asociación como lo es WIM (Women In Mining) es muy importante y es una herramienta adicional también para las mujeres. Entonces, sí, hemos avanzado, no al ritmo que quisiéramos, el reto de inclusión de la mujer en la minería es todavía enorme.

Estás de acuerdo en las cuotas de género?

Las cuotas son necesarias porque a veces son la única forma para que las mujeres tengan acceso y desde la teoría económica feminista justamente las cuotas de género se han buscado. La cuota es una forma obligada de resarcir la discriminación y en ese sentido a mi no me dan miedo, creo que son una respuesta, que además tendría que ser temporal. 

Una cuota se establece en tanto pueda generarse una condición a mediano plazo que permita una competencia equitativa entre hombres y mujeres, actualmente esto no existe porque el piso no es parejo. Creo que está bien que las empresas informen por ejemplo, que en el año 2025 se incrementará el porcentaje de mujeres en tales áreas porque es la única forma de empujarlas y aún así vemos mucha resistencia. No obstante, siento que el problema es mucho más complejo, las cuotas pueden ser una forma de tratar de solventar, pero si lo que no cambia de fondo es la estructura que permita reconocer capacidades y cualidades y que además se entienda que como seres humanos y como personas en un mercado laboral, también tenemos necesidades distintas, va a ser muy difícil lograr la equidad de género.

Principalmente, debe trabajarse sobre tres líneas fundamentales. La estructura, la infraestructura y la cultura. Son tres las vertientes que nos permiten identificar donde están los retos; si la estructura no cambia, si no generamos que los ascensos se den, no lo vamos a lograr. Pero si ya llegamos y no hay una infraestructura de soporte, que incluso tiene que ver con una infraestructura física, las mujeres no van a permanecer. A lo anterior debe agregarse además un cambio en la cultura, es decir, tiene que modificarse la idea de que las mujeres no son aptas para tomar decisiones, que son débiles y que no pueden. 

Cuáles han sido a lo largo de tu trayectoria profesional tus principales logros?

En el ámbito profesional han sido muchos y muy satisfactorios, he disfrutado cada etapa de mi vida profesional. En la parte académica tuve logros muy importantes (fui reconocida como miembro del Sistema Nacional de Investigadores mientras estuve en la academia) que me permitieron desarrollar habilidades para trabajar en el sector privado.

Ahora, con toda certeza, puedo decir que fue un factor determinante dejar la academia y entrar de lleno al reto de la toma de decisiones. En este punto, hice una reflexión muy crítica sobre todo lo que había hecho y entendí que si ese conocimiento tan valioso que ya había generado no lo ponía al servicio de la sociedad en un aspecto contundente con entregables, podía ser un desperdicio en todos los sentidos

Cuáles son los retos para Margarita Bejarano?

El reto es aprender siempre cosas nuevas y a la vez, mantener un ambiente que me motive todo el tiempo, quiero sentir que lo que hago tiene un significado e incide en mi entorno. Soy muy afortunada porque en el Clúster Minero existe un margen de crecimiento muy amplio; tenemos un liderazgo fresco, alentador, innovador, propositivo. El equipo de trabajo está muy comprometido con las tareas y retos que desempeñamos. Adicionalmente, el presidente Alberto Orozo, ha sido un gran motivador del desarrollo humano y de la inclusión de las mujeres.

El tema de la maternidad siempre es un reto para las mujeres, combinar trabajo y familia genera de alguna manera cierta presión; en mi caso, quiero seguir disfrutando de ambos aspectos en mi vida.

Finalmente, un reto muy importante para mí es el compromiso que tengo con la equidad de género, busco que este discurso del entendimiento de la equidad trascienda, que no solamente sea una moda, o una postura políticamente correcta. Desde mi propio espacio, trabajo para lograr que un número mayor de mujeres lo entienda y que más hombres sean nuestros aliados.

La Entrevista

Ing. Sergio R. Almazán Esqueda 

Presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, A.C. Bienio 2020 -2022

El Ing. Sergio R. Almazán Esqueda asumió la presidencia del Consejo Directivo Nacional de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, A.C. Bienio 2020 -2022. En entrevista aborda las principales líneas de acción, los retos y las oportunidades que enfrenta el sector minero – metalúrgico, pero especialmente, se compromete a realizar su mejor esfuerzo para que los socios se sientan muy orgullosos de esta agrupación.

¿Cuáles fueron sus motivaciones al buscar la presidencia de la AIMMGM? 

Principalmente, creo que puedo aportar mi experiencia y conocimiento. Encabezo a un grupo de trabajo que busca crear las mejores condiciones para los profesionistas de las Ciencias de la Tierra; al mismo tiempo, buscamos que la AIMMGM sea reconocida como líder en el conocimiento técnico – científico de los recursos minerales del país, y de esta forma, incidir en la toma de decisiones que impactan al sector minero.

El año pasado, cuando concluí mi ciclo en la Dirección General de la Cámara Minera de México, algunos amigos y socios distinguidos me invitaron a contender por la presidencia de la Asociación, y sentí que era el mejor momento para hacerlo. Lo único que me propuse fue trabajar, hablar con la gente, con los socios e integrar el mejor equipo, para un buen desempeño en los próximos dos años. 

Ahora, puedo dedicar tiempo y mi mejor esfuerzo a lograr una Asociación fortalecida y encaminada a trabajar en beneficio de la industria minera mexicana. 

Ha tenido una vasta trayectoria gremial siendo socio, Cómo es encabezar ahora la presidencia de la Asociación?

Empecé a involucrarme en este gremio desde que era muy joven. Laboraba en el Consejo de Recursos Minerales (hoy Servicio Geológico Mexicano), y los jefes que tenía en ese entonces me invitaron a participar en la Asociación, ahora creo que ese temprano conocimiento de lo que implicaba formar parte de la membresía me permitió adentrarme en la problemática del sector minero, conocer las distintas voces y opiniones sobre un gremio tan especial como lo es la industria minera. Eventualmente, ocupé diferentes cargos en la AIMMGM, fui Presidente del Distrito México, Vicepresidente de Directivas Nacionales en varias ocasiones y Presidente del Comité Organizador de la Convención Internacional de Minería.

En retrospectiva, puedo decir que la Asociación me ha brindado además de una sólida formación profesional, la oportunidad de acumular un gran legado de experiencias muy valiosas en los ámbitos laboral y personal. 

Hoy, puedo decir que es una gran responsabilidad encabezar la directiva nacional de la AIMMGM y voy a hacer mi mejor esfuerzo para que los asociados estén muy orgullosos de nuestra agrupación.

La actual situación que se vive por la pandemia modifica en algo la forma en la que trabajará la actual directiva nacional?

La actual pandemia por COVID-19 ha modificado el accionar del mundo entero. No obstante, tenemos un programa de acciones muy completo y definido, el cual se implementó de acuerdo a las necesidades y requerimientos de la Asociación y la emergencia sanitaria por el Covid 19, sólo habrá que adoptar nuevas modalidades de trabajo para comunicarnos mejor.

Cuáles son las líneas de trabajo de esta directiva?

Destacan principalmente cuatro temas en los que trabajaremos para fortalecer a la Asociación. El primero de ellos es la capacitación de nuestros agremiados. Estamos convencidos que el liderazgo que pueda tener la Asociación va a estar íntimamente ligado al conocimiento técnico-científico de  todos los socios. En este sentido, se apoyará la actividad del Centro de Actualización Profesional (CAP), organismo que desde mi punto de vista fue un gran logro de la última administración.

Con la pandemia, es una realidad que cambiaron los esquemas de capacitación, de ser presenciales, ahora, gracias a las nuevas tecnologías, es posible aprovechar mejor los recursos vía remota. De esta forma, la capacitación podrá llegar de un modo más inmediato a todos los Distritos, ya que como sabemos, muchos están ubicados en regiones muy aisladas y de difícil acceso

Otra línea de trabajo muy importante es la transparencia administrativa. Queremos que los socios cuenten con información muy puntual cada dos o tres meses sobre las finanzas de la Asociación, cuáles son los ingresos, los egresos, y cómo se aplican los recursos. Y aunque pienso que en los últimos años ha habido mejoras muy importantes al respecto, creo que si lo comunicamos de forma clara y periódica, los socios van a estar mucho mejor informados y eso al final del día proporcionará la confianza que se necesita para una óptima administración.

Un tercer tema en el que tenemos que seguir evolucionando es en el de contar con mejores datos, datos más precisos; aquí me refiero a datos duros sobre el estado de la membresía. Cuántos asociados tenemos, el número de distritos activos, que tipo de asociados existe en cada distrito, cuántos de ellos son ingenieros geólogos, mineros, cuántos metalurgistas, número de estudiantes, en dónde están trabajando, etc. La modernización del banco de datos dentro de nuestra asociación es fundamental porque en la medida que conozcamos a detalle esta información podremos tomar mejores decisiones en beneficio de todo el sector.

Por último, aunque no menos importante que los anteriores capítulos de trabajo, es el espacio y relevancia que buscamos darle a la sangre nueva, a la sangre joven. Queremos que los estudiantes participen en mayor número y con mayor frecuencia en todas las actividades de la Asociación. Con base en lo anterior, estamos implementando un comité estudiantil. Buscamos que en cada distrito en el que haya escuelas que imparten las carreras de Ciencias de la Tierra se cree un comité estudiantil formado por los propios jóvenes. Es esencial escucharlos, tienen excelentes ideas y traen muy buenos proyectos que podríamos secundar e involucrarnos.El crecimiento sería recíproco y la Asociación enriquecería sus miras.

El nombre de su planilla era Mineros Unidos y Fuertes…En este sentido, ¿Cómo lograr una mayor integración al interior de la AIMMMGM? 

Necesitamos trabajar de manera muy profunda en el fortalecimiento del gremio. Era muy común escuchar que las directivas nacionales en turno no podían atender como hubieran querido a la membresía y justamente, esto se debía a que la distancia que había entre los distritos impedía establecer un contacto más inmediato. Sin embargo, si algo nos ha enseñado la pandemia es que ya no es necesario recorrer largas distancias para escucharnos y apoyarnos. Con las nuevas tecnologías, pienso que el funcionamiento al interior de la Asociación será más proactivo y se verá fortalecido. 

Asimismo, creo que la función del CAP será una excelente herramienta que contribuirá no sólo a nuestro desarrollo profesional, sino a mantener los lazos de unión que tanto nos ayudan como gremio.

Aunado a lo anterior – insisto -, debemos compartir vía internet toda la información que generemos, y no sólo a los presidentes de Distrito, sino a toda la membresía. Es tiempo de utilizar las nuevas tecnologías y medios de comunicación a nuestro alcance para dar a conocer lo que estamos haciendo, al interior de la Asociación y al sector minero en su conjunto. 

Por supuesto que en los últimos años ha habido muchos avances en la materia, siento que lentamente, pero a paso firme, nos hemos dado cuenta de la importancia de estar comunicados, la idea es armar un frente común en los diferentes temas que preocupan al sector. Indudablemente, son tiempos muy difíciles, la pandemia del Covid – 19 ha impactado fuertemente no sólo a esta industria sino a todos sectores de la economía en el mundo.

La minería es el primer eslabón de la cadena productiva de un gran número de industrias y se ha visto mermada en los últimos años por diferentes razones. Esta situación no es sólo propia del país, se replica en otras regiones, ya que se vive un panorama adverso para la minería a nivel mundial. México, particularmente, ha perdido competitividad como destino de inversión y es algo en lo que debemos trabajar como sector.

En los difíciles momentos que estamos viviendo se requiere la participación de todos para lograr que la minería continúe siendo una industria esencial para el desarrollo económico del país. Ante la complejidad de problemas, es claro que los mineros debemos unirnos.  

Por supuesto que en ocasiones tenemos diferentes opiniones, pero si se dialoga y se concilia, las estrategias resultantes son mejores y la postura o frente común que adoptemos, se transmitirá de una forma más clara y sencilla a las autoridades y al público en general. 

Cómo nos afecta como Asociación o sector la reciente desaparición de la Subsecretaría de Minería?

Es una afectación significativa. Como sector habíamos tenido una Subsecretaría, hasta 1994 cuando desapareció la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal (SEMIP), y se creó en 1995 la Coordinación General de Minería, adscrita a la Secretaría de Economía. En diciembre de 2016 entró en operación la Subsecretaría de Minas, hasta concluir su actividad el primero de septiembre de este año. Lo que quiero decir con lo anterior, es que por muchos años en el sector minero trabajamos con una Coordinación General de Minería y nos dimos cuenta de lo insuficiente que resulta esa figura. Los mineros conocemos el reglamento, la normatividad, las gestiones y trámites administrativos y todos ellos los cumplimos de manera puntual ante la Dirección General de Minas, la Dirección General del Fondo para el Desarrollo de Zonas de Producción Minera, la Dirección General de Desarrollo Minero, el Servicio Geológico Mexicano o el Fideicomiso de Fomento Minero. Sabemos también que estos organismos trabajan bien, que tienen perfectamente establecidas sus responsabilidades y atribuciones. El grave problema que veo, en adelante, es la interlocución efectiva y de nivel que la minería necesita para atender diferentes problemáticas. Al contar con una normatividad muy vasta y compleja debemos cumplir trámites con diferentes Secretarías de Estado y, en este sentido, perdimos una interlocución muy valiosa.

Durante su campaña habló sobre políticas públicas de minería. ¿Cuál es su importancia y cuál sería el papel o contribución de la AIMMGM?

Somos un país con una marcada vocación minera, aproximadamente el 70% del  territorio mexicano es susceptible de contener yacimientos minerales tan importantes o más importantes que los que se han descubierto a la fecha. Dicho lo anterior, es fundamental que una política pública de minería tenga una visión de largo plazo. Lamentablemente, lo que se ha observado en las últimas administraciones públicas son programas sexenales, y esto no alcanza a cubrir realmente el espectro tan grande que tiene la minería, esa es la razón por la que en ocasiones se truncan programas y proyectos muy importantes. Es básico que, reconociendo la vocación del país, se tenga una política minera de Estado que sea para los próximos 25 años o de más largo plazo.

El papel de la Asociación es fundamental porque buscamos que nuestro organismo sea líder de opinión, con base en el conocimiento técnico-científico de sus agremiados, es decir, que cuando se hable de algún aprovechamiento sustentable de los recursos minerales de la nación, se piense inmediatamente en la Asociación como una referencia de primer orden.

Cuáles diría usted son las fortalezas que le han permitido a la Asociación una permanencia de casi 70 años?

Como primer punto, debo destacar definitivamente, la capacidad que tienen los profesionistas de Ciencias de la Tierra en nuestro país, quienes son reconocidos a nivel internacional. En 1951 un grupo de 35 talentosos ingenieros idearon una forma de intercambiar experiencias, conocimientos, a la vez que reunirse en un plano mas social y crearon la Asociación. Con el tiempo, ese pequeño grupo fue creciendo hasta convertirse en lo que es hoy la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, un organismo robusto, fuerte y con presencia en todo el país a través de los 33  Distritos activos que la conforman. Hoy, es un hecho que en cada estado con producción minera tenemos profesionistas de Ciencias de la Tierra como socios.

Formar parte de la Asociación va más alla de una afiliación profesional, si bien es cierto que la membresía otorga una serie de beneficios que tienen que ver con una capacitación del más alto nivel a través de diplomados, talleres, cursos, etc. Están también los eventos regionales que organizan algunos Distritos y la Convención Internacional de Minería, eventos en los que se tiene la extraordinaria oportunidad de conocer la tecnología de vanguardia en equipo y servicios para la minería; reconocidos académicos y del mundo empresarial imparten conferencias especializadas y en un espacio único de trabajo y convivencia se reúne lo más destacado del sector minero de México.

Pertenecer a la Asociación es formar parte de la gran familia minera; las particularidades del sector que implican un trabajo muy especializado y en lugares aislados de los grandes centros poblacionales, forjan lazos muy fuertes entre los socios, quienes se conocen o han sido amigos por muchos años en las diferentes unidades mineras. Hay tanta camaradería en una Convención que al final se vuelve un punto de encuentro muy grato y ameno, es reunirse con los viejos compañeros con quienes se comparten innumerables anécdotas. 

Luego entonces, la Asociación se constituye como un factor de unión y fraternidad entre todos ellos, dando sentido a la razón de ser de una agrupación como es la AIMMGM.

¿Qué opina sobre el avance cada vez mas notorio de la mujer en la minería?

Es un factor muy positivo la inclusión de la mujer en esta industria, y aunque ya tenía cabida en los puestos administrativos, es muy loable que su incursión sea ahora en las áreas operativas y de supervisión; este crecimiento ha sido constante y creo que va a permanecer porque es probada la capacidad que tienen las mujeres en cualquier disciplina y no sólo en la industria minera. Personalmente, es satisfactorio observar el avance que ha habido en la materia ya que en todos los sectores de la economía es común observar el papel mas relevante que tienen las mujeres cada día.

Sobre la próxima Convención Internacional de Minería, existe algún plan de acción o cambia la forma en que se ha trabajado hasta ahora?

Me parece que todavía es muy pronto para tener una respuesta. Sin duda, es uno de los grandes retos de esta directiva; estamos siendo muy cautelosos con las decisiones que se toman. La pandemia sorprendió a todo el mundo y aún ahora no acabamos de conocer cuáles serán las afectaciones. Los integrantes del Consejo Directivo Nacional nos hemos dado a la tarea de analizar y escuchar las diferentes voces de quienes se encargarán de la organización del evento y también hemos consultado la opinión de expertos con un profundo conocimiento del tema económico. Confíamos en tener las condiciones que se requieren para llevar a cabo nuestro máximo evento, quizá haciendo ajustes al programa, si fuera necesario, pero siempre en beneficio de una reunión que hemos realizado desde hace más de 60 años .

¿Cómo ve a la Asociación en unos sesenta años más?

Como una organización fuerte, sólida, y siendo un referente en el conocimiento técnico científico de los recursos minerales del país. Incluso, veo a profesionistas de Ciencias de la Tierra incursionando de forma exitosa en los diferentes niveles de gobierno del país e incidiendo en las políticas públicas que tengan que ver con la industria minera.